El 30 de junio se cumplirán diez años desde que se aprobó la Ley del Matrimonio Homosexual, convirtiéndose así España en el tercer país del mundo en aprobar las uniones del mismo sexto tras Bélgica y Países Bajos.

El artífice de esta ley y de poner a España a la cabeza de Europa en cuanto a tolerancia fue el expresidente José Luís Rodríguez Zapatero que para este aniversario ha publicado un artículo en el Washington Post donde reivindica el camino que abrió esta Ley y que luego han seguido otros países así como para pedir que Estado Unidos acepte de forma unitaria el matrimonio homosexual.

En su artículo titulado “La tolerancia es contagiosa”, recuerda ante la aprobación por referéndum del matrimonio homosexual en Irlanda, que en España también hubo dudas pero que el Tribunal Constitucional abaló la Ley, que ahora ningún partido la cuestiona y que el 88% de los españoles considera la homosexualidad socialmente aceptada, el mayor apoyo del mundo según un estudio de 2013 del Pew Research Center.

El expresidente recuerda que hasta 1979 la homosexualidad estuvo considerada en España como un delito relacionando directamente “las sociedades en las que la religión tiende a mantener una posición central y una mayor intolerancia” a la homosexualidad.

También relaciona directamente los comportamientos intolerantes con respecto a los homosexuales con los producidos a otros colectivos como inmigrantes, al igual que se produce lo contrario, “las fobias parecen ser contagiosas, como es la tolerancia”.

El matrimonio homosexual en EEUU
Zapatero pone a Estado Unidos como ejemplo de democracia para el joven régimen español pero espera “que en un país donde las libertades públicas desarrollaron de manera robusta, basada en parte en la afirmación de la libertad religiosa, esta libertad no sería invocada en algunos estados a promulgar leyes intolerantes y discriminatorias”.

Su comentario se produce a poco más de un mes de que la Corte Suprema de EEUU se pronuncie sobre si obligará a los estados a permitir el matrimonio igualitario o a reconocer los matrimonios contraídos en otros lugares ante la demanda presentada por varias parejas por violación del derecho de igualdad, recogido en la decimocuarta enmienda de la Constitución americana.

Hasta ahora, 37 estados han reconocido el matrimonio homosexual y el presidente Obama fue el primero en defenderlo. Pero aún se mantienen voces muy contrarias a las uniones de personas del mismo sexo como el senador y candidato republicano a la presidente Marco Rubio, que ha llegado a declarar que el matrimonio homosexual es “un peligro real y presente” al cristianismo.