Francisco ha afirmado que los institutos religiosos no deben aceptar "corruptos" y que  su "formación es una obra artesanal, no policíaca.  El Papa ha advertido de que se debe "formar el corazón", porque "de otro modo formamos pequeños monstruos". Y, luego, "esos pequeños monstruos forman al pueblo de Dios", lo que le "pone la piel de gallina". Sus comentarios traen a colación los múltiples casos de pederastia protagonizados por sacerdotes en varios países y escandalosas actuaciones como la del fundador de los Legionarios de Cristo, Marcial Maciel, ya fallecido, que enfrentó acusaciones por abuso sexual a varios niños y seminaristas.

¡Despierten al mundo!
La revista La Civiltà Cattolica ha publicado este sábado un artículo de quince páginas sobre la  82ª Asamblea General de la Unión de Superiores Generales (USG) de los Institutos religiosos masculinos, en la que el Papa participó y donde expuso su pensamiento. El artículo, de quince páginas, está firmado por  Antonio Spadaro S.J bajo el título: "¡Despierten al mundo!", informa EFE.

"La Iglesia debe ser atractiva. ¡Despertar al mundo! ¡Sean testimonio de un modo distinto de hacer, de actuar, de vivir! Es posible vivir de un modo distinto en este mundo", afirmó el Papa, que admitió que  "la vida es compleja, está hecha de gracia y de pecado. Si uno no peca, no es hombre. Todos nos equivocamos y tenemos que reconocer nuestra debilidad. Un religioso que se reconoce débil y pecador no contradice el testimonio que está llamado a dar, sino que sobre todo lo refuerza, y esto hace bien a todos. Por lo tanto, esto que me espero es el testimonio".

La Iglesia debe salir a la periferia
"Yo estoy convencido de una cosa: los grandes cambios de la historia se realizan cuando la realidad fue vista no desde el centro, sino desde la periferia". Es necesario, según el papa, conocer la realidad por experiencia, dedicando un tiempo para ir a la periferia para conocer de verdad la realidad y lo vivido por la gente. Si esto no ocurre, entonces, "se corre el riego de ser abstractos ideólogos o fundamentalistas, y esto no es sano".

Un nuevo modo de decir las cosas
En cuanto al apostolado juvenil, Francisco señaló que "se necesita un nuevo lenguaje, un nuevo modo de decir las cosas. Hoy Dios nos pide esto: salir del nido que nos contiene para ser enviados" pues "es el modo más concreto de imitar a Jesús". "No puedo formar a un religioso sin tener en cuenta su vida, su experiencia, su mentalidad, su contexto cultural. Este es el camino".

El Papa sigue sorprendiendo gratamente
El Papa sigue sorprendiendo gratamente por sus comentarios inéditos sobre la vida y por su sensibilidad al analizar temas sensibles como el hambre en el mundo, las diferencias entre ricos y pobres, los casos de pederastia en la Iglesia o los escándalos de corrupción en el Banco del Vaticano. También, sobre asuntos polémicos, como el divorcio o la homosexualidad.

Su llamada telefónica a las monjas españolas
La víspera de Año Nuevo, Francisco hizo gala de su humildad en una llamada telefónica que realizó él personalmente a un grupo de religiosas en España, las Carmelitas Descalzas de Lucena. Las palabras del Papa en el contestador de la residencia de las monjas, que no atendieron en ese momento el teléfono, han tenido una gran repercusión, desde que fueron difundidas por la COPE. "¿Qué pueden estar haciendo las monjas que no contestan al teléfono?", preguntó el Papa en tono jocoso  a las monjas. "Las quería saludar por este fin de año. Voy a ver si más tarde las puedo llamar. ¡Qué Dios las bendiga!", concluyó el sumo pontífice en su mensaje.