Felipe González se ha visto obligado a suspender su viaje a Caracas, previsto para el próximo lunes, para asesorar a la defensa de los opositores encarcelados Leopoldo López y Antonio Ledezma, ya que e Gobierno venezolano ha decidido aplazar la vista oral del juicio. Se teme que se trate de una maniobra del régimen de Maduro, molesto con la iniciativa de Felipe González  en estos procesos judiciales, para programar la vista por sorpresa y no darle tiempo al expresidente para organizarse.

González iba a permanecer en Caracas hasta el 21 de mayo
Felipe González iba a permanecer en Caracas hasta el 21 de mayo para asistir a la audiencia pública de Leopoldo López, como asesor técnico de la defensa. Si el Gobierno venezolano le impedía ejercer esa función, tenía previsto estar presente en la vista como un oyente más.

Se prohibió a otros expresidentes la visita a Leopoldo López
En enero pasado, el Gobierno de Maduro impidió a los expresidentes de Colombia y Chile, Andrés Pastrana y Sebastián Piñera, visitar a López en la prisión militar donde el líder opositor lleva ya un año y tres meses encarcelado.

El Gobierno chavista advierte a González de que no es bienvenido
El expresidente español ha pospuesto su viaje a Venezuela a la espera de que se fije una nueva fecha para la misma. González garantizó ayer en Washington, donde participó en un acto de reconocimiento a los opositores venezolanos, su total determinación a viajar a Caracas aunque el Ministerio de Exteriores venezolano le advirtió de que no le considera bienvenido al país y de que no le prestará apoyo alguno durante su visita.

"La actitud negativa del Gobierno venezolano no va a impedir que defienda, por convicción y principios, aquello en lo que creo", destacó González ante esa advertencia del Gobierno de Maduro.

González tiene el apoyo de mandatarios latinoamericanos
La iniciativa de González para defender a los opositores fue respaldada a finales de abril por 26 exmandatarios miembros del Club de Madrid, entre los que se encuentran el expresidente de Brasil Henrique Cardoso, el de Chile Ricardo Lagos y el de Colombia Andrés Pastrana. El exlíder socialista viene anunciando desde hace semanas su interés de prestar "apoyo técnico" a la defensa de Ledezma y López, detenido desde febrero de 2015 el primero y desde febrero de 2014 el segundo.

La decisión de González de defender "ad honorem" a estos opositores fue desestimada por la autoridades venezolanas y, tras hacerse pública, el exmandatario español fue declarado persona non grata por el Parlamento venezolano.