Los Duques de Palma, la infanta Cristina y su esposo Iñaki Urdangarin, salen de su casa de Pedralbes en Barcelona. EFE/Archivo Los Duques de Palma, la infanta Cristina y su esposo Iñaki Urdangarin, salen de su casa de Pedralbes en Barcelona. EFE/Archivo



Aizoon, la empresa que comparten en propiedad los duques de Palma, recibió ingentes cantidades del entramado creado por Iñaki Urdangarin, que se nutría de fondos públicos recibidos sobre todo de los gobiernos del PP en Baleares y la Comunidad Valenciana. Las pesquisas de la Agencia Tributaria ordenadas por el juez José Castro, instructor del caso Nóos, prueban que el matrimonio cargó a la firma gastos personales, como viajes al extranjero, productos de alimentación, carburante, libros y suscripciones a revistas.

Safari y noches en Mozambique a nombre de S.A.R. Cristina de Borbón
Los duques cargaron en el verano de 2008 a Aizoon un viaje que realizaron a África, aunque la factura no aparece a nombre de ninguno de los dos, sino del pseudónimo Pep Figueras. El informe de Hacienda, al que han tenido acceso El País y El Mundo, recoge detalles como que el viaje incluyó un safari de 550 euros y una noche en Sudáfrica, desde donde la infanta y Urdangarin se desplazaron a Mozambique. En este país el matrimonio se quedó dos días y la reserva sí está a nombre de “S. A. R. Cristina de Borbón”.

Noches en Roma
El informe alude a otras facturas de gastos personales de los duques cargados a Aizoon, como una estancia de tres noches de habitación en el hotel Santa Chiara, en Roma, por 5.160 euros, en septiembre de 2008. La reserva la hizo la secretaria personal de Urdangarin, Julita Cuquerella. Ésta había advertido a su jefe de lo inapropiado de que se pasaran gastos personales a la empresa, según demuestran un correo electrónico publicado por Interviú: “Iñaki, como sabes la Infanta me ha encargado unas compras que no puedo justificar con los gastos de Aizoon. Si te parece le doy los tickets a Marcos para que me devuelva el dinero de la caja”, escribió la secretaria, en septiembre de 2009.

"Esperemos que no tengamos ninguna inspección"
Otros correos de los asesores fiscales de los duques de Palma alertaban de las irregularidades en Aizoon: “Eso no se puede meter”; “esperemos que no tengamos ninguna inspección”, se afirma en uno de los correos.

"Mi duda es si dará mucho el cante"
Otro correo de Julita Cuquerella advertía del riesgo de pasar estos gastos personales por gastos de Aizoon: “Ahora con IU (Iñaki Urdangarin) en USA voy a ir acumulando bastantes tickets de gastos de cosas iniciales de gastos de teléfonos, ferretería, gasolina, etc. Mi duda es si dará mucho el cante que la mayoría de los gastos sean en dólares o si no pasa nada”.

Revistas, ropa deportiva de Nueva York, cajas de vino... y Harry Potter
En la información sobre los gastos de los duques de Palma aparece, también, una estancia en otro hotel, en julio de 2008. La noche, el almuerzo y la visita a una bodega costaron 1.573 euros. El gasto aparece a nombre del pseudónimo Txiki.

Los duques también cargaron a Aizoon los gastos de una suscripción a la revista de moda La Redoute por 511 euros; la compra de ropa deportiva adquirida por teléfono a una tienda de Nueva York, por 156 euros; cajas de vino Baigorri (1.357); productos como berberechos, bacalao ahumado o muslitos de codorniz en Barcelona (204); y la serie completa de libros de Harry Potter. Asimismo, aparece una factura de 123 botellas de vino de reserva y crianza, por 2.122,80 euros y billetes de Air France por 3.000 euros para un viaje a Río de Janeiro.

Un curso para la infanta
A Aizoon también fueron a parar las facturas por un curso para la infanta Cristina y su esposo impartido por una profesora de Esade, por un coste de 6.672 euros, así como el gasto de carburante de los coches de los escoltas del matrimonio. Un informe de la Agencia Tributaria recogía con anterioridad que las cuentas personales de la infanta Cristina ingresaron 150.000 euros procedentes de Aizoon.