Agentes de la Policía Nacional, esta noche en el exterior de la sede del PP, en la calle Génova. EFE Agentes de la Policía Nacional, esta noche en el exterior de la sede del PP, en la calle Génova. EFE



Daniel Pérez Berlanga, un desempleado que dice estar "arruinado" ha sido detenido tras estrellar un coche contra la sede nacional del  cargado con dos bombonas de gas, han informado fuentes policiales. El detenido, que ha declarado a la Policía que "lo ha perdido todo", ha sido trasladado a dependencias policiales.

Excluido de una oposición
El arrestado, de 37 años de edad y originario de Bronchales (Teruel), sostiene que llevaba explosivos que iban a estallar en media hora y que el PP es el responsable de sus problemas económicos. El detenido había sido excluido de una oposición para "vigilante informador de aprovechamiento micológico" (para controlar la recogida de setas) que había convocado el Ayuntamiento de Bronchales, un municipio de 461 habitantes en la sierra de Albarracín. Tras adjudicarse la plaza, quedó en cuarta posición en una bolsa de empleo, informa El País. 

"Un hombre introvertido"
Los habitantes de Bronchales, el pueblo turolense de donde es originario el hombre, están en estado de shock y no saben qué decir sobre este vecino, a quien califican como una persona introvertida. "Estamos en estado de shock, no sabemos qué decir", ha dicho un vecino del pueblo, que tiene 427 habitantes y que han despertado hoy con toda su atención puesta en las televisiones y radios que informan de lo ocurrido en la capital de España.

"Un chico normal"
"Todos lo conocemos", ha declarado telefónicamente otro de los habitantes del pueblo, quien ha definido lo ocurrido como "algo inexplicable", rechazando que tuviera problemas psiquiátricos o de otro tipo y ha enfatizado que "es un chico normal" y que no es empresario, como se ha dicho.

"Chico amable"
Otro  vecino ha expresado su extrañeza por lo ocurrido y ha explicado que Daniel Pérez Berlanga no es empresario y que su familia es muy conocida, ya que su padre es un pintor "de toda la vida" en Bronchales. Ha descrito al joven como amable, simpático, "nada problemático en absoluto", si bien "no era muy hablador" y "no salía mucho", "apenas iba de fiesta", sin que haya protagonizado en el pueblo ningún incidente.

"Muchas vueltas a la cabeza"
A los vecinos no les "cabe en la cabeza" lo que ha hecho en la sede del Partido Popular, ha añadido este vecino, quien ha reconocido que hay mucha gente desesperada y que cuando se lleva tiempo en el paro "se da muchas vueltas a la cabeza". "No sabemos ni qué decir", ha resumido el parecer de los vecinos de esta localidad de la Sierra de Albarracín, que se encuentra a 1.500 metros de altitud, a unos 55 kilómetros de Teruel capital, y que se dedica a la agricultura y la ganadería.

Bombonas y varios sacos 
Fue a primera hora de la mañana cuando agentes de los Tedax se desplazaron a la sede del Partido Popular, en la calle Génova de Madrid, nada más registrarse el suceso, ante la posibilidad de que el vehículo pudiera contener algún tipo de explosivo. Pasadas las 13 horas, los agentes han retirado el vehículo, en el que han encontrados unas bombonas y varios sacos que contenían abono industrial, cuyos componentes tienen propiedades que podrían ser utilizados para explosivos.

Desalojan Génova
Previamente, la Policía desalojó y estableció un amplio cordón policial en la zona, a la que se desplazaron varias unidades de Intervención, además de los técnicos de desactivación de artefactos explosivos. Responsables del PP contactaron con los trabajadores para que no acudieran a la sede del partido, en la calle Génova, hasta nuevo aviso.

La reacción del PP
Por su parte, el vicesecretario general de Organización del PP, Carlos Floriano, atribuyó el atentado cometido contra la sede de su partido a “una decisión alocada” de una persona que está “desequilibrada”.