El presidente de Extremadura, José Antonio Monago, durante su comparecencia hoy ante los periodistas en la sede de la Presidencia en Mérida. EFE El presidente de Extremadura, José Antonio Monago, durante su comparecencia hoy ante los periodistas en la sede de la Presidencia en Mérida. EFE



José Antonio Monago ha dado tres versiones distintas de sus viajes a Canarias. En su última comparecencia ha reconocido que hizo 16 vuelos con cargo al Senado (eso sí, de ida y vuelta, es decir, los 32 de los que hablaba Público) y que pagó con su Visa otros 22 de carácter privado. Para demostrar su honradez ha hecho todo un alarde de documentación que, si la analizas en profundidad, no despeja todas las dudas. Estos "ocho materiales oficiales" que, según él, "desmontan la información punto por punto" han sido puestos a disposición de los periodistas in situ, pero sin permitir que se hicieran fotocopias de la misma o tomar fotografías.

Un certificado que sólo habla de desplazamientos
El presidente extremeño ha presumido de que contaba con un certificado oficial del letrado mayor del Senado en el que figuraban esos 16 viajes. En realidad ello no demuestra nada ya que la Cámara Alta no controla el trabajo de los senadores. Pueden moverse libremente sin necesidad de justificar sus desplazamientos. Lo reconoce incluso el PP de Extremadura en su cuenta de Twitter.

 

 

El PP avala sus trabajos
La única prueba documental sobre su actividad allí es el comunicado del Grupo Parlamentario Popular en el Senado diciendo que tenía asignadas "labores de apoyo" en su propia comunidad, en Andalucía y en Canarias, y que sus viajes a las islas se circunscriben a los "trabajos territoriales" que tenía encomendados. Además ha apelado al testimonio del senador por Tenerife Antonio Alarco, desmentido por sus propios compañeros de partido. Según recogió El Mundo, el resto de senadores canarios no recuerdan encuentros con Monago en las islas. José Macías, por ejemplo, señaló que "todos los asuntos o contenciosos de Canarias los discutíamos con el partido y la dirección del grupo, pero nunca me comentaron que había senadores de apoyo procedentes de otros territorios, ya fuese Andalucía, Extremadura o Madrid".

16 viajes o 32 vuelos
Aunque ha dicho expresamente que Público mentía con sus viajes y que se había equivocado en número y fechas, no ha detallado en qué momento se hicieron esos viajes certificados por el Senado. La excusa, que son "elementos probatorios". En cuanto a la cantidad de viajes, tampoco convencen sus explicaciones: "Si usted viaja a Cancún una vez y le preguntan cuántas veces ha estado allí, dirá que ha ido a Cancún una vez, no que ha hecho volado dos veces a Cancún”. Es decir, que sus 16 viajes son en realidad 32 vuelos, la misma cifra que daba Público.

Según el periódico, esta nueva versión de Monago muestra incoherencias. Subrayan, además, que el diputado por Teruel Carlos Muñoz que dimitió por sus viajes a Canarias.

Tenerife 15, Las Palmas, 1
Para demostrar su intensa actividad en Canarias ha hablado de su asistencia a comités insulares del PP, la campaña 'Yo quiero Tenerife' para trasladarla a Extremadura y varias entrevistas con representantes anónimos del pueblo saharaui. En este sentido, ha recordado que era la época en la que Aminetou Haidar en el archipiélago pero en realidad estaba retenida ¡en Lanzarote!, isla que jamás pisó como senador. Todos sus viajes, salvo uno a Las Palmas, fueron a Tenerife, ciudad en la que vivía su entonces novia, Olga María Henao Cárdenas.