El secretario general de la Unión de Actores, Iñaki Guevara, ha tachado de "venganza" las palabras del ministro de Hacienda acusando en el Senado a "famosos actores" de no tributar en España. "Me parece poco serio que un señor ministro de Hacienda acuse al cine en general en sede parlamentaria, y más perteneciendo a un partido que tiene problemas con Hacienda", ha lamentado.


Bardem o Banderas tributan donde trabajan, en EEUU

El representante de los actores ha recordado, en declaraciones a Europa Press, que "no es ilegal" que alguien que trabaja en otro país tribute allí. Además, explicó que "las personas con más alto caché, como Javier Bardem o Antonio Banderas, si tributan en Estados Unidos es porque trabajan en Estados Unidos".


Anima al ministro a que, si conoce algún caso, lo persiga

Guevara ha pedido al ministro que "si sabe de alguien" del mundo del cine que trabaje en España y tribute fuera, "lo denuncie y lo persiga". "Lo que es ilegal es llevarse el dinero de este país a un paraíso fiscal, llevárselo a Suiza", ha subrayado, y en tono irónico ha afirmado que "si algún actor está defraudando a Hacienda, no se tendría que ir a ningún sitio, aquí hay garantía fiscal a los defraudadores". También ha recordado que su colectivo "tiene un 90% de paro", lamentando que les acusen "de estar subvencionados". La Unión de Actores ha apoyado las reivindicaciones durante la gala de los Goya, y en este sentido Guevara ha dicho en referencia a las críticas que "le están dando una trascendencia que sólo indica el miedo que tienen".


"El miedo está cambiando de bando"

Además de las críticas de Guevara, la entidad de gestión de derechos de autor de actores y directores en España (AISGE) también ha replicado a Montoro que no se puede "hacer una acusación genérica de un colectivo de 7.500 profesionales (actores)" sobre un supuesto fraude fiscal. Un portavoz de AISGE ha señalado a EFE que es "un poco etéreo" que se lancen ese tipo de acusaciones para un colectivo tan amplio, que supone el 80 % de sus asociados. "Los ciudadanos están cabreados, indignados, y ellos están asustados. El miedo está cambiando de bando", han alertado desde la entidad.