La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha rehuido siempre hacer valoraciones políticas desde las ruedas de prensa tras los consejos de ministros cada vez que los periodistas le preguntaban, a veces de manera reiterada, por temas escabrosos para su partido como el caso Bárcenas, la implicación de la entonces ministra de Sanidad Ana Mato, el aumento en el gasto de personal del PP en plena crisis, entre otros muchos asuntos, pero este viernes la vicepresidenta del Gobierno se ha saltado su máxima de imparcialidad y ha cargado contra el líder de la oposición, Pedro Sánchez y contra las formaciones emergentes de la izquiera.

El Gobierno, "muy preocupado"
La vicepresidenta del Gobierno ha dicho hoy que el Gobierno está "muy preocupado" por la posibilidad de que el líder socialista, Pedro Sánchez, esté dispuesto a asumir las medidas y políticas que propone la "izquierda radical".

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Sáenz de Santamaría ha señalado que el PSOE está "cada vez más escorándose" hacia los planteamientos de dicha "izquierda radical", en alusión a Podemos, y ha añadido que esta "deriva" de los socialistas debería "preocupar a todos los españoles".

Hace un "llamamiento al PSOE"
Como si estuviera en un mitin, la número dos del Gobierno ha hecho un "llamamiento a la reflexión" en el PSOE para que deje claro "hacia dónde va", y si quiere defender políticas que tengan como objetivo "consolidar la recuperación" o prefiere "irse a determinados derroteros que lo único que siembran es incertidumbre".

Más críticas a Sánchez
Sáenz de Santamaría se ha dedicado a criticar a Sánchez al referirse a la reunión que mantuvo el líder socialista con el presidente del Gobierno. "Hay que diferenciar las formas y el fondo", y aunque fuera un encuentro cordial en el que se mantuvieron las formas y la educación "otra cosa es que en el fondo la discrepancia sea muy grande", ha puntualizado, antes de reprochar a Sánchez que no reconozca que las políticas del PP "han funcionado".

Si lo que quiere Sánchez, ha continuado, es que se practiquen las políticas de la legislatura pasada "los resultados están ahí". "Y peor me lo pone si son las de algunos partidos a los que está dispuesto a dejar gobernar o a entregar determinados gobiernos municipales y que sabemos en la línea en la que van", ha añadido Sáenz de Santamaría.