Las víctimas del terrorismo se manifiestan contra el Partido Popular. Foto Twitter Pepe Rojas. Las víctimas del terrorismo se manifiestan contra el Partido Popular. Foto Twitter Pepe Rojas.



Las mismas víctimas del terrorismo con las que el Partido Popular se manifestaba continuamente para criticar la política antiterrorista del Gobierno de José Luis Zapatero volvieron a salir este vienes a la calle. Pero a diferencia de lo que ocurrió en la segunda legislatura del Ejecutivo socialista, ningún dirigente del Partido Popular -salvo Alejo Vidal-Quadras-, acompañó a los que tiempo atrás vitoreaban y ponían como ejemplo de ciudadanos ejemplares.

Los mismos rostros de siempre

Convocados por el exmilitante del PP Santiago Abascal, rostros tan reconocidos en el mundo de las víctimas del terrorismo como Ángeles Pedraza (presidenta de la AVT), Consuelo Ordóñez, (presidenta de Covite), José Antonio Ortega Lara, Francisco José Alcaráz (presidente de Voces contra el Terrorismo), Daniel Portero (presidente de Dignidad y Justicia), o Regina Otaola, acudieron  a la plaza madrileña de la República Dominicana donde ETA mató en 1986 a doce guardias civiles.

La misma postura de siempre
Una vez más, los manifestantes volvieron a exigir a las autoridades “dignidad y justicia” con las víctimas del terrorismo, se opusieron con rotundidad al proceso de paz, mostraron su descontento ante las recientes excarcelaciones por el fallo de Estrasburgo contra la doctrina Parot y lanzaron graves acusaciones al Gobierno de España. La única diferencia estribó en que ahora no gobierna José Luis Rodríguez Zapatero, y por tanto, sus descalificaciones iban dirigidas hacía Mariano Rajoy y la dirección del Partido Popular.

La advertencia de Ortega Lara
Se escenificó, por tanto, la enorme distancia que separa en la actualidad al Partido Popular y las víctimas del terrorismo. Así, no es de estrañar que instantes después de que miles de manifestantes corearan “Rajoy dimisión”, José Antonio Ortega Lara anunciara desde el estrado que “sondearán nuevas alternativas que nos devuelvan la confianza en el sistema democrático y evitar que este cáncer invada el tejido social e incluso acabe con la existencia de la nación española”. O dicho de otro modo, Ortega Lara admitió que las víctimas del terrorismo podrían unirse con el ala dura del PP para presentarse a las elecciones bajo unas nuevas siglas políticas.

Recados de Ortega al PP
Además de este aviso, Ortega Lara no ahorró en descalificativos hacía el Partido Popular. "Los terroristas son puestos en libertad (..)  y hay una actitud comprensiva con los asesinos, corruptos, defraudadores y los secesionistas (…) mientras tratan de forma despectiva y cainita a las víctimas”, afirmó antes de recordar a los gobernantes que “fueron votados para servir a la nación y a los ciudadanos, y no para servirse de la nación y de sus ciudadanos”.

Las perlas de Alcaraz
Pero sin duda, el más duro de todos volvió a ser Francisco José Alcaraz. “Hay que poner nombre y apellidos al traidor, al que está consintiendo esta amnistía encubierta de violadores, asesinos y terroristas, y ese es Rajoy”, dijo Alcaraz tras acusar al presidente del Gobierno de estar “traicionando a los muertos y a los vivos”.

El silencio del PP
Ante estas gravísimas acusaciones, el Partido Popular prefirió guardar silencio y no comentar las declaraciones efectuadas por los que en su día fueron compañeros de pancarta contra la política antiterrorista del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.