El pasado mes de octubre, Podemos aprobó una serie de resoluciones que resultaron especialmente llamativas en cuanto a la reforma de servicios públicos y de la Administración.  Una de las que más (junto a la disolución de los grupos antidisturbio de la policía, los consejos consultivos o las diputaciones), fue la petición para que se disolviera de inmediato el Senado.

Primer escaño electo en España para Podemos, en el Senado...
Paradojas irónicas de la política, será un escaño precisamente en el Senado el primer puesto que ocupará alguien del partido que lidera Pablo Iglesias. El que le corresponde por sus resultados en Andalucía.

En concreto, a la comunidad andaluza le corresponden actualmente 9 asientos en el senado por designación autonómica. De acuerdo a los resultados de las pasadas elecciones ese reparto se concretaría en 4 senadores para el PSOE, 3 para el PP, y uno para Podemos y otro para Ciudadanos.



... y por eleeción indirecta...
La toma de posesión de estos senadores está prevista hacia el 16 de abril. Sería entonces cuando, por primera vez, un miembro de Podemos ocuparía un escaño en el sistema parlamentario español.

En los grupos actualmente en la Cámara Alta, según ha comprobado ELPLURAL.COM, se espera a ese senador con manifiesta curiosidad. Para empezar por ver su reacción misma a una cámara que consideran inútil, antidemocrática y que quieren disolver. Como el resto de los senadores por designación autonómica, el de Podemos, si al final toma asiento, no sería producto de una elección directa de los ciudadanos. De hecho, ni siquiera tendría que ser uno de los 14 parlamentarios con los que Podemos va a contar en Andalucía, sino que puede ser alguien elegido por el partido directamente.

El dinero de un senador
Otro aspecto que tiene que decidir Podemos en los próximos días es cómo va a resolver el asunto dinerario. En principio, cualquier senador percibe un sueldo base en la actualidad de 2.813,91 euros netos al mes, a los que hay que añadir una serie de complementos según el cargo y una llamada indemnización que varía según el senador lo sea por Madrid (869,09 euros) o por cualquier otra circunscripción (1.822,38 euros).

Además, cualquier senador, al que se le paga su desplazamiento a Madrid si es de fuera de la capital, tiene una 'tarjeta-taxi' máxima de 3.000 euros anuales para utilizar en Madrid, dietas cuando viaja a cualquier sitio (150 euros diarios en el extranjero, y 120 euros en España) para un acto oficial, y además el Senado facilita a todos sus miembros un teléfono móvil, un ordenador portátil y una tableta.

En resumen, un senador proveniente de Andalucía percibe al menos 4.636,29 euros netos mensuales fijos, a los que hay que añadir otros ingresos variables.

¿Qué hará con su salario? ¿Donará una parte?
En estos momentos hay un precedente de compromiso de los cargos electos de Podemos ya existentes, los europarlamentarios, de limitar sus percepciones a tres veces el salario mínimo interprofesional. Es decir, un salario neto de 2.249,90 euros. En principio, de acuerdo a lo que rige en Podemos, esto mismo aplicaría al senador 'andaluz' de esta formación, que tendría por tanto que 'donar' unos 2.500 euros, ya que esa sería la cantidad mínima que 'excedería' su posible máximo sueldo según decisión del partido.

¿Donar a qué o quiénes? Esta, hasta el momento, es una decisión plenamente voluntaria de cada cargo electo.

Los precedentes
Así, Pablo Iglesias, como es sabido, la parte magra de su donación como europarlamentario, 4.000 euros, la da a la productora La Tuerka, que es la que produce su programa de televisión Fort Apache, trabajo por el que percibe también un sueldo (lo que ha llevado a hablar a algunos de 'autodonación'). La Tuerka fue también la empresa que Juan Carlos Monedero señaló como principal receptora del dinero ingresado en su empresa Caja de Resistencia Motiva 2.

Entre los otros eurodiputados el destino de los fondos que donaron fue variable, según hicieron público en su momento. Así, por ejemplo, Teresa Rodríguez, que dejó la Eurocámara para ser cabeza de lista de Podemos en Andalucía, cuando fue elegida mantuvo el mismo salario que tenía como profesora, 1.727 euros, mientras que entregó el resto, en su caso 4.522 euros, a la Asociación de Mujeres Amigas al Sur (hay que recordar que además de su salario, los europarlamentarios perciben ayudas y dietas a las que los cargos electos de Podemos no han renunciado).