Se eleva el tono entre Pablo Iglesias y Alberto Garzón. El líder de Podemos ha arremetido duramente contra IU, a la que ha recordado que la unidad popular no es la unidad de los partidos sino de la sociedad civil, y ha advertido de que no va a ceder al "chantaje" de quienes ponen sus 500.000 votos "encima de la mesa".

"Que me llamen arrogante"
"Que me perdonen", "que me llamen arrogante", "pero no voy a ceder al chantaje" de quienes dicen que esos 500.000 votos pueden dejar a Podemos sin 30 diputados. No tienen derecho a decir eso (...), no voy a ceder a ningún chantaje, va a ser la gente la que nos lleve a ganar las elecciones", ha avisado Iglesias en el acto-mitin de cierre del Foro por el Cambio que ha celebrado su partido este sábado en Vallecas.

El pitufo gruñón
Iglesias ha aludido en repetidas ocasiones a Izquierda Unida para compararla con el "pitufo gruñón" por criticar todas y cada una de las decisiones de Podemos desde su nacimiento, hasta sus últimas primarias, pasando por su estrategia en las elecciones europeas o la marcha del cambio que celebraron en Madrid.

Vuelve a rechazar entrar en Ahora en Común
"Ahora parece que algunos dicen que nos tenemos que disolver, que la marca Podemos no sirve, que se ha quedado vieja en año y medio", ha exclamado Iglesias para, "desde el respeto", reivindicar después que Podemos sigue siendo el instrumento del cambio.

Con estas advertencias, el secretario general de Podemos ha rechazado rotundamente la oferta de unidad popular lanzada por la iniciativa Ahora en Común o dirigentes políticos como el candidato de IU a la Presidencia, Alberto Garzón.

"No somos la tabla de salvación de nadie"
"Que me perdonen -ha repetido-, pero parece que algunos sólo después de los resultados electorales se acuerdan de la confluencia. Podemos tiene las puertas abiertas a todas las personas, pero no a los partidos. No somos la tabla de salvación de nadie", ha insistido.

Podemos, ha dicho Iglesias, no tiene "la obligación moral de salvar a la izquierda", sino de "mantener alta la llama de la justicia social", ni tiene ningún "compromiso con símbolos o banderas", sino con lograr una sociedad más justa.

Contra el mensaje del "miedo" de Rajoy
Para el PP también ha tenido Iglesias duros reproches después de la conferencia política de los populares en la que, según ha asegurado, "Rajoy y sus muchachos" han dicho "que viene el lobo" para meter miedo a Podemos.

Rajoy con coletas y Pablo Casado en zapatillas
La interpretación de Iglesias es que en realidad, como en la versión feminista del cuento, Rajoy es caperucita y el lobo le gusta. "Por eso han metido la gaviota en un círculo y dicen que van a hacer primarias", ha continuado. "Sólo le falta a Rajoy dejarse coleta y a Pablo Casado llevar zapatillas como Errejón. Es lo único que les falta ya", ha enfatizado.