Mariano Rajoy ha sido ahora la víctima de los fallos en los aviones oficiales, después de que el Príncipe en enero se perdiera buena parte de su agenda en la toma de posesión del presidente de Honduras por un fallo técnico en el Airbus A-310, y que en noviembre pasado un fallo en otro aparato le impidiera viajar a Brasil para una visita oficial. Fuentes de La Moncloa han confirmado ahora que el presidente del Gobierno tuvo que regresar al aeropuerto de Dublín de donde había despegado minutos antes por un problema técnico en el Falcon 900 del Ejército del Aire. Los problemas en los aviones oficiales están dejando por el suelo  la ‘marca España’ que Rajoy se esfuerza en vender por todo el mundo, contra viento y marea.

"Las cosas han cambiado..."
Rajoy había participado en el Congreso del Partido Popular Europeo, donde repitió su discurso triunfalista sobre la recuperación de la economía española, que mantiene inamovible desde hace meses. En su intervención, afirmó que “las cosas han cambiado gracias a los conservadores europeos”. El fallo en el avión del presidente, con la mala imagen que da del país que da, parece una mala jugarreta del destino.

Las explicaciones de Defensa
El Ministerio de Defensa explica en un comunicado que el avión en el que Rajoy debía regresar a Madrid, un Falcón 900 del 45 grupo del Ejército del Aire con base en Torrejón, se encontraba a unos 300 pies del suelo cuando "se iluminaron en cabina las luces de aviso de fallo REV UNLOCK y TRANSIT que indicaban que la reversa del motor nº2 no estaba blocada y segura en la posición de plegada".

A pesar de ser "un fallo menor", la tripulación aplicó el procedimiento indicado en estos casos y solicitó instrucciones al control para regresar y aterrizar, y que "en ningún momento fue necesario declarar emergencia en vuelo" y que el aparato aterrizó en la capital irlandesa con normalidad.

Defensa envió otro avión a recoger a Rajoy
Defensa envió otro Falcon para recoger al presidente y a sus acompañantes, pero finalmente la avería fue arreglada, así que Rajoy emprendió finalmente su regreso a Madrid en el avión en el que se había programado inicialmente su regreso.

Fuentes del Gobierno han informado a EFE que durante su espera en el aeropuerto, Rajoy ha recibido la llamada del primer ministro irlandés, Enda Kenny, interesándose por la situación y ofreciéndole cualquier ayuda que pudiera necesitar.

Los fallos en el avión del Príncipe
El fallo en el Falcon de Rajoy ha sucedido dos meses después de la avería en el avión que debía usar el Príncipe de Asturias, un Airbus A-310 de la Fuerza Aérea española, para viajar a Honduras, a la  investidura del presidente de ese país. Aquella avería provocó que Rajoy y la delegación que le acompañaba tuvieran que pedir prestado un avión belga para poder efectuar su viaje previsto a Roma, pues su avión fue ser empleado para el traslado del Príncipe a Honduras. Felipe llegó al país centroamericano con varias horas de retraso. En noviembre pasado, otra avería en un avión oficial impidió un viaje del Príncipe a Brasil.