Rafael Betoret, uno de los dos condenados por el asunto de los trajes, del que fue exonerado Francisco Camps, ha resucitado. El exjefe de la Agencia Valenciana de Turismo ha declarado en el juicio por los contraros de Fitur adjudicados por la Generalitat a la trama Gürtel y ha aprovechado para denunciar que si admitió su responsabilidad en lo de los trajes fue porque el expresidente valenciano le engañó “vilmente” al asegurarle que todas las partes habían llegado a un acuerdo, informa EFE. Por cierto, Camps no está entre los acusados o imputados de las seis piezas que integran la rama valenciana del caso Gürtel, a pesar de que era el máximo responsable de la Generalitat.

"Me dijo que firmase, y yo firmé"
“Me negué hasta última hora, pero al final firmé porque Camps me dijo que firmase, y yo firmé. Yo me conformé, pero hay una diferencia entre que me conformase y que fuera cierto lo que se me imputaba”, ha dicho Betoret ante el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana. En el caso de los trajes, Betoret y el exvicepresidente del Consell Víctor Campos fueron condenados, por aceptar regalos a cambio de contratos mientras que Camps y el exsecretario general del PPCV Ricardo Costa fueron absueltos.

“Me conformé porque quería evitarme esto. Era más barato pagar la multa que todo el juicio según mi abogado. Yo nunca me hubiese... me engañaron vilmente”, ha afirmado Betoret, que aseguró que “el presidente Camps personalmente me dijo que firmara”.




Apunta a Milagrosa Martínez

El excargo de la Generalitat, ha contado que sacó de su armario trajes y abrigos y les quitó las etiquetas para que no vieran que no eran de Milano (que regalaba la Gürtel). Sobre el contrato que encargó a la trama Gürtel en 2005 para un acto en Madrid, Betoret ha explicado que "era el primer año de la Conselleria [de Turismo] y pretendía hacerse un gran acto de presentación. A mí se me vino el mundo abajo porque no había tiempo, empecé a buscar espacios como un loco. No encontraba ningún sitio que estuviera cerca de Ifema, ni siquiera en hoteles". Entonces, "ella [Milagrosa Martínez, exconsejera de Turismo] me dijo: ¿por qué no hablas con Álvaro [Álvaro Pérez, cabecilla de la Gürtel en Valencia]? Y le encargamos la búsqueda de un espacio próximo a Ifema, que fuera grande". El local tenía que tener una capacidad mínima de 1.500 personas y Orange ofreció a la Generalitat una posibilidad: el pabellón 1 de Ifema. No hubo ningún control administrativo sobre estas contrataciones, según Betoret, quien no pudo explicar por qué. "Le encargamos la coordinación de todo el evento. A partir de ahí todo lo que me daba Álvaro lo pasaba a Presidencia", declaró.

"A Pérez lo conocí a principios de octubre de 2004 porque la consellera delegó en mí que lo recibiese. Vino con la intención de presentar su empresa para ver sus posibilidades de colaboración con AVT. Ahí me presentó Orange Market (…) La siguiente vez que lo vio fue cuando ya tenía adjudicado el concurso. Una vez adjudicado Fitur mantuve una reunión urgentísima para poner en marcha todo", continuó su relato Betoret.

¿Amiguito del alma?
Preguntado sobre si su relación con Álvaro Pérez era de amistad, Betoret respondió: “Amistad de ser mi amigo del alma, no". El expresidente Francisco Camps usó precisamente la expresión "amiguito del alma" en una conversación con el cabecilla de la Gürtel en Valencia, en 2008.

La exconsellera de Turismo y expresidenta de las Corts Milagrosa Martínez también ha declarado por los contratos de Fitur. Lo ha hecho este martes y ha asegurado que actuaba a partir de las "instrucciones" que le daba el entonces presidente de la Generalitat Francisco Camps: "Yo proponía las líneas políticas, las directrices políticas siguiendo la pauta e instrucciones de Camps".

Milagrosa Martínez ha asegurado que ella no tenía ni idea de lo que era Fitur, ni si la Generalitat contaba con pabellones en la feria, ni si "se los regalaban". Incluso, que Camps la nombró consellera sin consultarle. "Me dijo: 'quiero que sepas que te acabo de nombrar consellera de Turismo".

"Él (Camps), en cierta forma, se enfadó un poco porque le dije: '¿Tú sabes lo que has hecho?, porque he sido muchos años alcaldesa y conozco el funcionamiento de un Ayuntamiento, pero de la Generalitat...", ha relatado la exconsellera.