No se han cumplido dos semanas del Día Mundial contra el Alzheimer y Federico Jiménez Losantos ya le ha hecho un homenaje, a su estilo: usando la enfermedad como un insulto. En concreto, contra la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, a quien hoy ha dedicado una furibunda crítica por varios aspectos, pero en concreto por olvidarse del nombre del presidente de El Corte Inglés. Lo que ha provocado que desde su programa en EsRadio le dijese que "si ya tienes alzheimer, ¡tienes que irte a tu casa!".

Este lunes, Carmena participó en la cumbre mundial de turismo de compras que, entre otros, estaba patrocinado por los grandes almacenes. De hecho, del presidente, Dimas Gimeno, tomó la alcaldesa el relevo y, queriendo hacer mención a lo dicho por él, se dirigió "a la persona de El Corte Inglés, no me acuerdo de tu nombre".

Esta anécdota ha encendido la furia de Losantos, que en su programa matutino se ha referido así a la alcaldesa: "Si eres alcaldesa de Madrid y no te sabes el nombre del presidente de El Corte Inglés y no eres capaz, si ya tienes alzhéimer o has perdido la memoria, y no tienes una notita, pues tienes que irte a tu casa Manuela Carmena, ¡pero irte ya!".

Para Losantos, Carmena, "una alcaldesa a la que ya se le ha ido la cabeza", se dirigió a Gimeno "con esa familiaridad ofensiva que utilizan algunas enfermeras de los hospitales para dirigirse a gente de 90 años".  "Esto conviene que lo recuerden los que hicieron bromas con el relaxig cup de Ana Botella", ha añadido el locutor.

Antes de esta sarta de pretendidos insultos, Losantos también tuvo tiempo de seguir las teorías de dos de sus grandes ídolos -Esperanza Aguirre y Pedro J. Ramírez- para culpar a Carmena del atasco que vivió Madrid el lunes. "Toda la capital se colapsó, la mitad de la población no pudo acudir a trabajar y la ciudad perdió dinero", lamentaba el periodista.

Todo, a juicio de Losantos, producto de "esta colección de inútiles, la mitad presuntos delincuentes, más de la mitad con conducta delictuosa, que además esperan juicios que les pueden llevar a la cárcel o a condenas, unos por antisemitas y otros por asaltar capillas".