Abiertas o sólo para los miembros del partido, pero el PSOE ya ha echado a andar para someterse a todo un largo proceso de primarias, que afectarán a los próximos candidatos a alcalces, presidentes autonómicos y candidato a la presidencia de la nación. Primarias a las que ya la dirección ha puesto este lunes fecha definitiva: el 19 de octubre o el 30 de noviembre de este año para las primeras; el 26 de julio para las segundas.



César Luena, el secretario de organización ha sido el encargado de anunciar estas fechas que deben ser ratificadas por el Comité Federal que tendrá lugar el próximo sábado en Ferraz. Serán primarias sólo para la participación de los militantes, las municipales (en municipios de más de 20.000 habitantes), o abiertas a todos los ciudadanos que lo deseen, en el caso del cabeza de cartel, pero "primarias en cualquier caso", ha dicho el dirigente socialista.

Según Luena, “para hacer cambios de arriba abajo, es necesario que las decisiones se tomen de abajo a arriba”, por lo que ha presentado las primarias “no sólo como un método de selección de candidatos, sino como una oportunidad para mejorar la democracia interna y la vida de los partidos, así como el prestigio de la política que buena falta hace”.

En concreto, sobre las fechas, el número dos del PSOE ha dicho que si se dan dos opciones para las primarias municipales, el 19 de octubre o el 30 de noviembre, es para dar flexibilidad, ya que se permitirá que sea cada dirección territorial la que decida.

En cuanto a las autonómicas, podrán ser abiertas o no al público, según desee cada federación. En estos momentos quedan por celebrar procesos ya sólo en seis territorios, bien porque en otras ya se han celebrado, como en el caso de Valencia o en Galicia y Andalucía, o porque como en el caso de Asturias, Javier Fernández, actual presidente, será él quien se presente a la reelección.