El obispo auxiliar de Madrid y secretario general de la Conferencia Episcopal Española, Juan Antonio Martínez Camino El obispo auxiliar de Madrid y secretario general de la Conferencia Episcopal Española, Juan Antonio Martínez Camino



La Iglesia nunca tiene suficiente y ahora, con el Partido Popular en el Gobierno, tiene las puertas abiertas para seguir ampliando su poder, así que a pedir… El secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española, Juan Antonio Martínez Camino, ha anunciado que la asignatura Religión tiene que estar presente “en todos los niveles de la enseñanza preuniversitaria, incluida la Formación Profesional".

"La moral católica debe estar presente en todos los niveles"
"Pensamos que los Acuerdos, tanto en su letra como en su espíritu, establecen que la disciplina de Religión y moral católica ha de estar presente en todos los niveles de la enseñanza preuniversitaria, incluida la Formación Profesional. Nunca como materia obligatoria para los alumnos, sino siempre de libre elección por los padres de los menores o, en su caso, por los mismos estudiantes", ha dicho Martínez Camino, en una entrevista con Europa Press.

Martínez Camino quiere liarla antes de marcharse
El portavoz de la CEE, que será relegado de su cargo este mes, parece decidido a liarla antes de su salida. Hace unas semanas, en otra entrevista, en la Cadena Ser, dejó caer de manera intencionada que el Papa dijo en el pasado que  “el matrimonio homosexual era una ley de Satanás”, antes de  cuestionar la ley que igualó los derechos de estas personas a los de los heterosexuales. Francisco afirmó tras tomar las riendas del Vaticano que él no es nadie para juzgar a los gais.

Imponer Religión también en el Bachillerato
Martínez Camino ha señalado que la asignatura Religión "para que pueda ser elegida, ha de ser ofertada" y, por lo tanto, los obispos esperan que "se arbitre una fórmula" para que esto sea así también en el Bachillerato.

Negativa a revisar los Acuerdos con el Vaticano
El representante de los obispos españoles ha considerado que "no parece que, en este momento, exista una necesidad de revisar" los Acuerdos de 1979 pues, a su juicio, "cumplen de modo suficiente su función de contribuir a la regulación y al ejercicio efectivo de la libertad religiosa para la Iglesia y para los católicos en España". El líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha anunciado su propósito de que sean revisados, si su partido llega al Gobierno.

Los obispos españoles no debatirán en libertad sobre gais y divorcio
Sobre las 38 preguntas enviadas por el Papa Francisco a las Conferencias Episcopales del mundo de cara a la preparación de la Asamblea Extraordinaria del Sínodo de los Obispos, sobre temas espinosos como la homosexualidad o los divorcios, Martínez Camino ha dejado claro que en la Iglesia española no se llegará al fondo de las cuestiones y que se impondrá la censura, al afirmar que cada obispo organiza la respuesta "como cree más oportuno, haciendo, por su parte, las consultas que juzga convenientes" y después, la Conferencia Episcopal envía a la Secretaría del Sínodo una síntesis junto con todas las respuestas de los obispos.

"Son pocos los hijos de homosexuales en la Iglesia"
Sobre la cuestión que lanza el Vaticano acerca de los miembros de parejas homosexuales y sus hijos, Martínez Camino sostiene que "la Iglesia ofrece a todos la orientación moral y la fuerza espiritual que emana del Evangelio, siempre con el máximo respeto a la conciencia de las personas". Pero añade que "son muy pocos los casos de hijos adoptados por personas del mismo sexo que son presentados a la Iglesia para la iniciación cristiana" y asevera que, "cuando se da el caso, no se rechaza la posibilidad" de forma que "tales niños pueden ser bautizados si hay quien responda de su educación en la fe y sin que ese hecho signifique reconocer como matrimonio una realidad que, por su naturaleza objetiva, no puede ser reconocida como tal".