La reacción de los lectores a la información que este lunes facilitaba ELPLURAL.COM bajo el título "Los dineros de Soraya: entre 2004 y 2011 ganó casi 1.200.000 euros con la política.., la mitad en sobresueldos", ha sido de máximo interés. Sus comentarios muy variados. Pero nos han llamado la atención algunos que se han repetido en las diferentes redes sociales.

Las dudas de los ciudadanos
En la propia cuenta de Twitter de ELPLURAL.COM uno de nuestros lectores escribía pidiendo que se comprobaran las cuentas de la vicepresidenta por la policía judicial.

En otro portal, menéame.net, varios de los lectores que comentaban la noticia se preguntaban si la vicepresidenta habría pagado los impuestos correspondientes al dinero que le pagaba el PP.


En el PP no había sobresueldos, sólo sueldos
En ELPLURAL.COM no tenemos dudas de que la vicepresidenta ha cumplido con sus obligaciones fiscales con respecto al dinero que le pagó el Partido Popular en esos años. Lo que en principio se conocieron como pagos por gastos o representación, y que acabaron quedando entre los ciudadanos como 'los sobresueldos del PP'. Un dinero que la propia dirección 'popular', a través de un comunicado oficial de Génova se encargó de aclarar después de muchos tira y afloja, y por boca de su secretaria general, María Dolores de Cospedal calificaron como 'parte de su salario':  "En el PP todos los dirigentes y todos los empleados de esta casa perciben sus retribuciones en una nómina mensual a través de transferencia bancaria", dijo. Es decir, todo lo que recibían los líderes 'populares' estaba en sus nóminas. (Con la excepción, claro, de lo apuntado en las libretas del tesorero Bárcenas, pero eso está en sede judicial para aclararse y es otra historia).

Pero así como no nos cabe duda de la limpieza Sáenz de Santamaría con la Agencia Tributaria, tenemos alguna otra duda que planteamos, sobre otras acciones que hubiera debido cumplir la actual vicepresidenta antes de haber podido aceptar el dinero por parte de su partido. Y nos referimos en concreto a la obligación que tienen los diputados de pedir permiso para realizar cualquier trabajo y percibir remuneración por ello, distinto a su desempeño como parlamentarios.



¿Pidió autorización al Congreso la vicepresidenta para cobrar el dinero de Génova?
Les contamos como funciona este requisito.

La dedicación laboral de los diputados es, por ley, en exclusiva. Es decir, salvo excepciones, no pueden realizar ninguna otra actividad por la que perciban remuneración. Esas excepciones deben comunicarlas a través del llamado formulario de actividades a la Comisión del Estatuto, que da la autorización o no, después de evaluar la actividad 'extra' que desea desempeñar el diputado y conocer el pago que va a recibir por ella.

El cumplimiento de este requisito es obligatorio. Una obligación a la que, a partir del año 2010, se añadió incluir las cantidades percibidas por estas actividades en las declaraciones de bienes y rentas que realiza cada uno de los diputados y los senadores al inicio y a la conclusión de cada legislatura, y que se hacen públicas en las respectivas webs de las cámaras.

Desde que se hizo obligatorio cumplir con este requisito se han hecho públicas dos de estas declaraciones, una correspondiente al final de la legislatura anterior, que se presentó en septiembre de 2011, y otra al inicio de la actual legislatura, en diciembre de 2011. Por ellas, por ejemplo, sabemos que Soraya Sáenz de Santamaría, en su condición de portavoz percibió del Grupo Parlamentario Popular, según consta en la página web del Congreso, cobró a lo largo de ese año 2010, 51.000 euros netos, es decir, más de 80.000 euros brutos. Por la información a la que hemos tenido acceso en ELPLURAL.COM conocemos que en los años anteriores en los que ocupó la misma posición, entre 2008 y 2010, cobró cantidades muy similares.

Pero igualmente, como informamos este lunes, también percibió cantidades no del Grupo Parlamentario, sino de Génova, desde 2004, es decir desde que es diputada.

La vicepresidenta podría hacer una demostración de transparencia
Y la pregunta legítima a hacerse a partir de esta información es esta: ¿Informó Sáenz de Santamaría a la Comisión del Estatuto del Congreso sobre sus ingresos del PP, los llamados sobresueldos, cuando entre los años 2004 y 2008 era una diputada que no trabajaba en exclusiva para el Congreso, sino que también lo hacía para el Partido Popular, y por esa actividad también percibía dinero? ¿cumplió la vicepresidenta con lo que por ley tenía que hacer y pidió permiso para recibir un salario extra (un sobresueldo)?

Nos gustaría saberlo. Igual que creemos que sería una demostración de transparencia por parte de la vicepresidenta hacer públicas sus declaraciones de bienes y rentas en el Congreso entre los años 2004 y 2011, con lo que demostraría que todos sus ingresos, tanto como diputada, como miembro del Partido Popular, se cobraron habiendo recibido los 'autorizaciones' de la Comisión del Estatuto del Diputado, y también que se incluyeron en sus declaraciones.