La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, ha participado este miércoles en la Comisión de Sanidad del Congreso para hablar del ébola donde apenas ha admitido tras las críticas de la oposición que "hay que mejorar y cambiar algunas cosas" porque "se ha producido un suceso en España que no se debería haber producido", en referencia al contagio de Teresa Romero. "Hay que analizar las causas y hay que atajar inmediatamente la situación para que no vuelva a producirse en nuestro país una situación como esta", ha expuesto Mato.

Mato pone "la mejor cara" que tiene para transmitir seguridad
"Estamos pidiéndole colaboración a todo el mundo y lo más importante y lo vuelvo a reiterar, como la cara es el espejo del alma y con la mejor cara que tengo, quiero transmitir la seguridad a los ciudadanos de que esta situación se puede resolver", ha incidido la ministra. Respecto a la petición de la oposición de que reprueba las palabras del consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Rodríguez -que dijo que Romero pudo mentir sobre su estado de salud-, Mato ha insistido en que éstas fueron "desafortunadas" y ha subrayado que él ya se ha disculpado.

Llamazares recuerda que el Gobierno repatria arbitrariamente
Pero las intervenciones de los diferentes portavoces de los grupos en esta comisión no han dado tregua a la ministra. Una de las intervenciones más duras ha sido la del diputado de IU Gaspar Llamazares, que es médico. Llamazares ha reprochado a Mato el hecho de comparecer "tarde y mal" en el Congreso –ocho días después de conocerse el contagio del ébola a la auxiliar de enfermería Teresa Romero- y ha acusado al Gobierno de "improvisar la repatriación" de los dos religiosos infectados por el virus, así como también "las garantías sanitarias necesarias frente a una enfermedad de difícil contagio pero alta letalidad". Además ha recordado que no existe "un deber de repatriación" y que el Gobierno lo aplica arbitrariamente porque se ha abandonado a otros españoles graves.

Frene "la campaña de linchamiento"
El parlamentario asturiano de IU insistió a Mato en que frene la "campaña de linchamiento" contra la enferma y los profesionales sanitarios, y le ha exigido que "desautorice y pida la dimisión" del que dio "pábulo" a ese linchamiento y dijo "que la paciente mentía". "Si usted quiere ser realmente leal con la enferma –recomendó- tiene que decir que desautoriza públicamente esa campaña y que pide la dimisión del consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid". En ese sentido alertó de que "en gestión de riesgo" centralizar los fallos en el error humano supone un nuevo riesgo porque "cuestiona los protocolos".

"Santa Paciencia"
El diputado de IU lamentó que a la ministra "nadie le cree, por mucho que repita que estaban coordinados, que son diligentes y humanitarios" porque "todos somos humanitarios, pero en esta Cámara, la cuestión que hay que explicar es la gestión, y su gestión es la de un ministerio sin cabeza, con una ministra ausente". Concluyó su intervención con un recuerdo para la "santa Paciencia", la hermana compañera de Miguel Pajares a la que el Gobierno no quiso repatriar pero a la que ha recurrido para obtener un suero con el que tratar a la auxiliar infectada.