Es difícil que a la cúpula del PP le puedan ya llegar peores críticas que las recibidas hasta ahora, incluso desde las páginas de los periódicos más afines y desde sus propias filas. Un destacado miembro popular, cuya identidad no se ha desvelado aún, acaba de pedir “una refundación del partido”, según ha avanzado La Sexta, después de que en el ABC de este viernes la diputada del PP en el Congreso Cayetana Álvarez de Toledo describiera duramente el escenario actual de su formación: “un campo arrasado donde no quedan referentes activos”, y en el que se requiere “un nuevo liderazgo”. Mientras, algunos barones responsabilizan de la derrota, también, a la ‘missing’ Sáenz de Santamaría.

Contigo y sin él
"El domingo pasado sufrimos una derrota devastadora", dice claramente Álvarez de Toledo en su columna, que titula: “Contigo y sin él”. Para la diputada popular, “la pérdida de poder” del PP en las recientes elecciones municipales y autonómicas no tiene precedentes.

Los responsables, Génova y el Gobierno
Cayetana Álvarez de Toledo señala claramente a los culpables de la debacle: "la responsabilidad capital” recae “en la dirección del partido y del Gobierno", por su “autismo político" que ha provocado "una profunda desconexión" con la sociedad y "especialmente de las clases urbanas y jóvenes".

No hay ni instrucciones
El Gobierno se ha dedicado a "difundir una avalancha de porcentajes macro mezclada con una lágrima socialdemócrata" en lugar de "combatir implacablemente la corrupción" y "defender con energía la legalidad constitucional y democrática".

"Aún peor que la derrota ha sido la reacción ante ella", dice la candidata, que subraya, especialmente, el "lánguido e irreal" análisis que hizo Mariano Rajoy de la situación y “la
falta de una instrucción política meditada y global para un escenario previsto desde hace meses". Se refiere aquí a las descabelladas propuestas de gobierno de Aguirre para la capital, aunque sin mencionar a la presidenta del PP madrileño.

El problema del PP es la falta de proyecto
El PP no sólo ha perdido comunidades importantes y el gobierno de grandes ciudades, sino que ha empezado a preparar inmediatamente la derrota aún más terrible de las generales”, sentencia la dirigente popular, que dice claramente que “el problema del PP no es la comunicación, sino la ausencia de proyecto”.



Los barones culpan, también a la missing Soraya
Por otra parte, este lunes ha trascendido que importantes barones del PP apuntan como responsable del fracaso electoral, también, a Soraya Sáenz de Santamaría, que se “escondió” después del resultado del domingo pasado, según adelanta El Confidencial Digital. “No se puede anunciar en los Consejos de Ministros una serie de ajustes sin justificarlos, y luego hacer bromas y reírse. No es la imagen que se debe de dar”, dicen esos dirigentes.

En Génova y en la dirección del partido en Castilla-La Mancha ha sentado mal que se señale a Cospedal y a su equipo como los principales culpables de la debacle electoral. En Galicia, dirigentes populares han dicho que la secretaria general “tiene culpa”, “también los líderes regionales también tienen culpa”, pero “quien tiene mucha culpa es el propio Gobierno, por no justificar sus recortes”.