La Infanta Cristina ha venido a reconocer por primera vez lo que se ya presuponía, que usó para gastos personales fondos de la sociedad Aizoon, que compartía en un 50% con su marido, y que fueron declarados a Hacienda como gastos de empresa.

347.712 euros
La defensa de la Infanta ha presentado como una nueva prueba documental, ante el tribunal que juzga el caso Nóos, un informe económico que calcula en 347.712 euros la presunta participación a título lucrativo que podría ser atribuida a la hermana del Rey, si su marido, Iñaki Urdangarin, fuera condenado por los delitos de los que está acusado. De esta manera, se admite que pudo cometer delito fiscal.

Incluso Horrach fijó una cifra mayor
Sin embargo, la cifra que recoge el informe aportado por la defensa de la Infanta es menor incluso que la fijada por el fiscal Anticorrupción Pedro Horrach, un defensor en toda regla de la Infanta, que la considera responsable a título lucrativo por haberse beneficiado de 587.413 euros.

Horrach calculó que la Infanta, como propietaria de la empresa Aizoon al 50 % con su marido, se benefició de la mitad de las cuotas del IRPF que presuntamente defraudó éste, de 182.005 euros en 2007 y 155.138 en 2008, destinadas a servicios y suministros que repercutían en beneficio de ambos cónyuges, así como de la mitad del beneficio obtenido por la compañía en 2004 y 2005, que ascendió a 837.683 euros. La mitad de la suma de estas tres cantidades son los 587.313 euros de participación a título lucrativo de doña Cristina, según datos citados por EFE.

Las cuentas de la defensa
El informe presentado por la defensa de la hermana del Rey dice que ésta compartía con su marido la empresa Aizoon, y que en 2004 y 2005, el 99 % de los ingresos provino de facturación a Nóos Consultoría Estratégica y al Instituto Nóos, por un importe de 316.137 euros el primer año y de 538.595 el segundo; que en 2006 deja de facturar a Nóos, por lo que los autores del informe consideran que la facturación posterior no es susceptible de ser considerada como "de origen ilícito".

La Infanta devolverá el dinero, si es absuelta
Para la defensa, la Infanta obtuvo de Aizoon un beneficio personal mediante gastos liquidados con fondos de origen presuntamente ilícito (76.543 euros), por disfrute de activos societarios fungibles (168.629) y por patrimonio remansado en activos societarios no fungibles y en activos líquidos netos (102.540 euros). La suma de estos fondos es de 347.712 euros.

Según adelanta el Diario de Mallorca, la Infanta se ha comprometido a pagar las cuotas que pudo defraudar a Hacienda, si es absuelta de delito fiscal.

El entramado Nóos detrás de Aizoon
Conviene recordar que detrás de Aizoon había todo un entramado empresarial construido por Iñaki Urdangarin con la ayuda de su socio Diego Torres, que tuvo su origen en el Instituto Nóos, una fundación presuntamente sin ánimo de lucro, desde la que ambos consiguieron millonarios contratos públicos. La Infanta Cristina fue vocal del Instituto Nóos.