La trama Gürtel se inventó en la oferta que presentó para la cobertura audiovisual de la visita de Benedicto XVI a Valencia que la empresa que usó de pantalla, Teconsa, había participado en la producción audiovisual de la boda de los Príncipes de Asturias y en el Mundial de Fútbol de 2004, que en realidad se celebró en Alemania en 2006. Teconsa, incluso, llegó a modificar su escritura para optar por el concurso de la Radio Televisión Valenciana (RTTV).

Teconsa amplió su objeto social
Según nuevos datos de la investigación citados por El Mundo, la empresa, una constructora,  amplió su razón social para poder optar a un concurso relacionado con el ámbito audiovisual. El 2 de febrero de 2005 modificó y amplió su objeto social extendiéndolo a la ejecución y mantenimiento de instalaciones eléctricas en general. Este era un requisito para poder aspirar a la adjudicación. La firma Special Events de Francisco Correa tenía la sede en la calle Serrano 40, de Madrid, junto a las oficinas de Teconsa.

Más de tres millones en comisiones
Radio Televisión Valenciana (RTVV) adjudicó a Teconsa en mayo de 2006 el contrato para la cobertura audiovisual por toda la ciudad de Valencia de la visita del Papa por 7,4 millones de euros, a pesar de que el servicio estaba valorado en poco más de tres millones. Según los investigadores, el resto del dinero fue destinado a pagar comisiones, entre otros al exdirector del ente público, Pedro García, que pudo llevarse medio millón de euros.

La investigación del juez Ceres, en Valencia
La Unidad Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional en la Comunidad Valencia trabaja en otro informe que recogerá todas las diligencias practicadas en secreto por orden del juez José Ceres, y entre ellas se recogen las manipulaciones de la trama Gürtel para quedarse con el concurso.

Los directivos de RTVV dieron por buenos los datos de la Gürtel
En RTVV nadie se ocupó de comprobar los datos presentados por la Gürtel. Ni la dirección jurídica, ni los vocales de la mesa de contratación y el secretario. Entre ellos, el directivo Vicente Sanz, acusado de presuntos abusos sexuales, ni el presidente de la mesa, José Llorca, director de TVV.