La Comunidad de Madrid ha anunciado que suministrará finalmente el medicamento que negaba Sydney, un niño de cinco años con síndrome de Duchenne, después de que la madre denunciara el caso y pidiera el apoyo de la sociedad a través de Change.org.

El anuncio del Gobierno de Cifuentes llega después de que este martes los medios de comunicación publicaran que el Hospital 12 de Octubre, dependiente de la Consejería de Sanidad, se negaba a dispensar a Sydney la medicación, el fármaco experimental Atalureno, que retrasa la progresión de este tipo de distrofia muscular, y que se aplica en otras comunidades autónomas, como Andalucía, Cataluña o Castilla-La Mancha.

"Un criterio de la dirección del hospital"
El Gobierno de Cifuentes ha negado que haya rehusado dar el medicamento al menor y responsabiliza al Hospital 12 de Octubre. Según explica en un comunicado recogido por El País, ha sido “criterio general de la dirección del hospital no autorizar la adquisición” de este medicamento por no comercializarse en España, aunque la Agencia Europea del Medicamento lo ha aprobado y ya se comercializa en otros países europeos y algunas regiones españolas. Fue la Comisión de Farmacia del hospital la que no lo autorizó, según aclara la nota.

La directora del hospital negó el medicamento a la madre
En un documento con fecha de 15 de julio, la directora gerente del hospital respondió a la solicitud de la madre –lo reclamó en dos ocasiones- que “es posible solicitar” la importación del fármaco como medicamento extranjero, como se hace en otras comunidades autónomas, pero que el criterio del hospital es el de “no autorizar” la compra de este tipo de medicamentos. Y se apoya en el real decreto 16/2012, en el que el Gobierno central incluyó recortes en la sanidad pública, entre ellos el copago de los medicamentos de los pensionistas y la exclusión de los inmigrantes.

El consejero se lava las manos
La Comunidad ha asegurado que administrará al menor el medicamento “de acuerdo con criterios clínicos y atendiendo a la solicitud de la doctora” que le atiende. El consejero de Sanidad, Jesús Sánchez Martos, se ha excusado afirmando que acaba de llegar a la Consejería y no conoció este caso hasta este martes, pero admitió que “no se tendría que haber denegado” el fármaco al niño. “Si tengo que pedir disculpas en nombre del hospital, lo haré".