Caricatura de Francisco Franco con el diccionario de la RAE difundida por la ARMH.



La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica ha criticado la definición de franquismo incluida en la nueva edición del Diccionario de la Real Academia de la Lengua porque entiende que “insulta a las víctimas de la dictadura” y “niega los 114.226 civiles desaparecidos por la represión franquista”.

La definición de la RAE
La definición de franquismo, incluida en el nuevo Diccionario, como un “movimiento político y social de tendencia totalitaria, iniciado en España durante la Guerra Civil de 1936-1939, en torno al general Franco, y desarrollado durante los años que ocupó la jefatura del Estado”, no satisface a la asociación, que la tilda de “franquista”, y considera que “edulcora la explicación de una terrible y violenta dictadura”.

"Una definición franquista"
“El diccionario de la RAE mantiene una definición del franquismo que oculta la violencia de la dictadura y los numerosos crímenes cometidos por quienes planificaron, apoyaron y lucharon por el éxito del golpe de Estado del 18 de julio de 1936”, explica la asociación en un comunicado.

"Se oculta la naturaleza del franquismo"
Para la asociación de la Memoria Histórica “definir el franquismo como un movimiento de tendencia totalitaria es ocultar la naturaleza extremadamente violenta del régimen, las numerosas violaciones de derechos humanos, los 113.00 desaparecidos, los 500.000 exiliados, los 400.000 detenidos ilegalmente, las decenas de miles de desterrados, torturados, las miles de mujeres humilladas públicamente, los miles de ciudadanos expulsados de sus trabajos y de sus puestos en la administración por sus ideas o los miles de niños robados de los brazos de las presas republicanas y entregados a familias del régimen”.

La polémica que afectó a la Real Academia de la Historia
La ARMH estudia la posibilidad de denunciar a la Real Academia por atentar contra el honor de las víctimas de la dictadura.

Esta polémica recuerda otra parecida con el Diccionario Histórico de la Real Academia de la Historia, denunciado por historiadores y asociaciones de víctimas por describir el régimen de Franco como “autoritario, pero no totalitario”.

El Diccionario mostró a Franco, según denunciaron los historiadores, como un dirigente “católico, moderado e inteligente”, y se presentaba a figuras de la Historia reciente del otro bando y hechos históricos de manera sesgada.