José Carrillo, actual rector de la Complutense, catedrático de Matemática Aplicada, no se da por vencido y asegura que se encuentra “en plena forma y convencido” de que puede ganar en la segunda vuelta de las elecciones en la universidad, celebradas este martes en primera ronda y en la que conseguido el 27,4% de los apoyos frente al 36,5% que ha obtenido su principal rival, Carlos Andradas, con el 36,5% de votos.

"No hemos sabido comunicar nuestros logros"
Sobre la caída de apoyos –Carrillo ganó a Andradas en las pasadas elecciones, en 2011-, el rector cree que ha habido “falta de comunicación. He estado demasiado preocupado en hacer frente a las grandes dificultades No hemos sabido comunicar, por falta de tiempo, y en una situación económica muy difícil, los logros que hemos conseguido en este mandato y  los problemas que hemos tenido”.

A Carrillo le ha respaldado sobre todo el personal de administración y servicios, que tiene un 12% de peso en el voto ponderado. Ha conseguido mantener la plantilla, a pesar de los recortes, muy diferente de lo que ha pasado en otras universidades.

300 profesores han salvado sus puestos
Le habría gustado tener más recursos, pero está satisfecho con su gestión. Defiende que no ha podido suplir las plazas que han quedado libres por jubilaciones porque “la tasa de reposición ha sido del 10, sólo una plaza, y a partir de este año nos permitirán convocar cinco”. En cualquier caso, “hemos contratado como doctores a 300 profesores, a los que les hemos sacado plazas fijas” para que conservaran su trabajo. “No hemos podido contratar más porque no ha habido fondos para poder hacerlo. Nos han recortado 210 millones de euros en este mandato”.

Monedero
Sobre si la polémica alrededor de Podemos y especialmente el caso Monedero le ha podido pasar factura, José Carrillo responde que no, que el “proceso sigue el curso normal de una investigación, porque afortunadamente la justicia es garantista”.

Críticas a "las deudas dejadas por Andradas"
Carrillo defiende también su gestión económica. “Hemos llegado a pagar facturas con 18 meses de retraso y yo lo he llevado a 72 días”. En este punto, no tiene reparos en criticar a su principal contrincante, Carlos Andradas, al pedir que se recuerde que “ fue vicerrector y dejó la Complutense llena de deudas”.

Defiende sus planes de ayudas a estudiantes en dificultades económicas
En lo académico, el rector resalta que en estos últimos años ha aumentado “la oferta docente, en un momento de recortes, a 78 grados”, y se ha dotado un plan de ayuda, de 600.000 euros para ayudar a los estudiantes con dificultades económicas, se ha establecido, además, “plazos de aplazamiento de matrículas. Los alumnos tienen seis plazos para pagar. Cuando se agota, le hacemos un plan personalizado hasta septiembre, por eso no se ha apreciado pérdida de alumnos en grados”.