Pablo Iglesias, el líder de Podemos, lleva varias semanas con un servicio de seguridad puesto por el Ministerio de Interior. Un servicio que incluye protecciones puntuales y, sobre todo, ocasionales servicios de contravigilancia para comprobar su seguridad. Esta información la ha conocido ELPLURAL.COM en fuentes cercanas al Ministerio de Interior.



No hay un policía específico adscrito a Iglesias
Según nos han explicado, la Secretaría de Estado de Seguridad, encargada de controlar estos servicios, ha asignado no a un policía de escolta permanente, sino a varios que según sus turnos realizan "una labor ocasional" de supervisión de la seguridad del líder de Podemos y su entorno, como hacen con otros líderes políticos.

Este miércoles, El Confidencial Digital publicaba una información en este sentido, que nuestras fuentes han matizado, pero que confirman en su esencia: Pablo Iglesias en esto, al menos, ya es uno más del establishment político español. Lo que en el argot de él y su grupo se conoce como 'la casta'.

Relación cordial entre Pablo Iglesias y su entorno con los policías
Según estas fuentes, el servicio que recibe Pablo Iglesias no lo realiza un sólo policía, ni es siempre el mismo, al contrario de lo que sucede con otros líderes de fuerzas políticas, que sí tienen asignados a unos funcionarios policiales concretos. Aún así, nos aseguran, la relación entre Pablo Iglesias y su entorno con los funcionarios, cuando estos actúan, se está desarrollando de una manera muy cordial... No sin ironía, esta fuente policial nos ha asegurado que no hay nada de distanciamiento a pesar de las críticas que desde el grupo realizan sobre el control de actos públicos y manifestaciones en los que Podemos y sus seguidores habían estado muy presentes hasta hace poco tiempo.