Mitin en Valencia, 2007, de Francisco Camps junto a Mariano Rajoy. EFE Mitin en Valencia, 2007, de Francisco Camps junto a Mariano Rajoy. EFE



En 2007, el PP declaró a Hacienda pagos a la empresa de la Gürtel en la Comunidad Valenciana por 175.000 euros, cuando en realidad abonó casi tres millones de euros por servicios en actos electorales para las autonómicas de aquel año. Sobre los comicios municipales, el partido no reflejó ningún pago a la trama corrupta. Entre los mítines investigados por la Agencia Tributaria hay tres en los que participó el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, entonces líder de la oposición: los realizados en las plazas de toros de Valencia y Xàtiva, y otro en Alicante. Esto último ya fue recogido hace un año en un informe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía (UDEF).

Sonia, 88.000 euros; El Tuerto, 90.000...
Un informe de la Agencia Tributaria, citado por El País, cuyos detalles fueron adelantados este lunes, recoge pagos efectuados por dirigentes del PP valenciano a la empresa de Gürtel en Valencia, Orange Market, registrados en la contabilidad de la red corrupta, entre ellos el abono de 88.000 euros por parte de la alcaldesa de Alicante y diputada autonómica Sonia Castedo, a quien la Gürtel se refería en sus apuntes simplemente como "Sonia". La política popular está imputada actualmente no por la presunta financiación ilegal del partido, sino por el caso Brugal, por favorecer supuestamente a un empresario.

En el listado aparece también el expresidente de la Diputación de Castellón y expresidente del PP en esa provincia Carlos Fabra, a quien la trama se refería como “El Tuerto” y que pagó 90.000 euros. Además, aparecen Arturo Torró, actual alcalde de Gandia, que en 2007 abonó cerca de 24.000 euros a Orange Market, y David Serra, entonces vicesecretario regional del PP y hoy diputado en las Cortes, que pagó al entramado corrupto 12.000 euros.

Desde la Generalitat se enviaban correos sobre la campaña electoral
El informe desvela que el PP no se medía a la hora de echar mano de recursos públicos institucionales en función del partido, de cara a las autonómicas. Una asesora de Presidencia de la Generalitat, Carmen Sánchez Vicente, elaboraba y enviaba desde su dirección de correo electrónico de la Generalitat los anuncios electorales del expresidente Camps al número dos de Orange Market, Cándido Herrero, para que éste los insertara en los periódicos. Según precisa el inspector de Hacienda, “se trata en todos los casos de publicidad con la expresión ‘Vota PP’ y la foto de Francisco Camps.

La investigación de la Agencia Tributaria deja al descubierto, por otra parte, que la trama Gürtel se cruzó en 2007 con otra escandalosa trama de corrupción en Valencia, la montada alrededor de la empresa pública Emarsa, depuradora de las aguas residuales de la ciudad.

4.132 euros para el hombre de Emarsa
En uno de los muchos servicios que el PP ocultó haber solicitado a Orange Market, esta empresa subcontrató a “45 figurantes” para un spot publicitario a la firma Management de Azafatas y Servicios perteneciente al Grupo Arrima, controlado por el exdirector financiero de Emarsa e imputado por múltiples delitos en este caso, Enrique Arnal, y su pareja, Eva Marsal. La factura ascendió a 4.132 euros más IVA.

En la causa por la presunta financiación ilegal del PP valenciano están imputados el exvicepresidente de la Generalitat Vicente Rambla, el exsecretario general del PP regional Ricardo Costa, ambos diputados autonómicos, y el extesorero nacional del partido Luis Bárcenas.