Pedro Gómez de la Serna no ha dado su mano a torcer pese a lo que le han pedido en Génova, y este miércoles se ha presentado en el Congreso, ha recogido su acta y se ha sentado en el hemiciclo entre sus compañeros del Partido Popular. Eso sí, casi ‘escondido’, en la última fila y medio escondido tras una de las columnas.



Como hemos informado anteriormente, Gómez de la Serna está siendo investigado por la Audiencia Nacional, junto a su ‘socio’, el exparlamentario también del PP y exembajador en India, Gustavo de Arístegui, por el supuesto cobro de comisiones ilegales a cambio de trabajos de intermediación con empresas españolas consiguieran contratos en el exterior.

El Comité de Derechos y Garantías del PP considera la posibilidad de expulsarlo de su grupo, lo que le forzaría  pasar al Grupo Mixto, pero de momento sigue pertenciendo al Grupo Popular.