Fotografía facilitada por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo, de los magistrados de la Gran Sala de este tribunal, durante la vista celebrada el pasado mes de marzo en esta ciudad francesa sobre el caso de la "doctrina Parot". EFE/Archivo Fotografía facilitada por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo, de los magistrados de la Gran Sala de este tribunal, durante la vista celebrada el pasado mes de marzo en esta ciudad francesa sobre el caso de la "doctrina Parot". EFE/Archivo



La Gran Sala del Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo ha ratificado este lunes la condena a España por aplicar la 'doctrina Parot' a la etarra Inés del Río, condenada en España a 3.828 años de prisión por un total de 24 asesinatos y su participación en atentados como el de la plaza de República Dominicana de Madrid en el que fallecieron 12 guardias civiles.

Estrasburgo considera que España vulnera los Derechos Gumanos
Según la sentencia, España ha violado los artículos 7 y 5.1 del Convenio Europeo de Derechos Humanos que respectivamente establecen que "no hay pena sin ley" que la avale y "el derecho a la libertad y la seguridad" en el caso de la etarra y le he instado a liberarla "a la mayor brevedad" y le obliga a indemnizarla con 30.000 euros por daños morales en un plazo de tres meses, tal y como dictó su Tercera Sección en su sentencia del 10 de julio de 2012. También obliga a España a pagarle 1.500 euros en concepto de costas judiciales.

15 votos contra dos
La Gran Sala del tribunal europeo ha fallado por 15 votos contra dos que "ha habido violación del artículo 7" de la Convención Europea de Derechos Humanos y por "unanimidad" ha confirmado que desde el 3 de julio de 2008 la demandante ha sido objeto de una detención "no regular" en violación del artículo 5.1, según la lectura de la sentencia final, en audiencia pública.

Un largo debate entre juristas
El dictamen de Estrasburgo reabre el debate sobre una normativa que ha generado durante años una amplia disputa técnica entre los juristas, entre quienes han visto la doctrina Parot ajustada a derecho porque han entendido que cayera todo el peso de la ley, por ejemplo, sobre los etarras, y otros juristas que la han considerado excesiva.

Utilizada por la derecha
En la esfera política, la doctrina Parot ha sido utilizada por la derecha, generalmente de manera demagógica, y particularmente para atacar al anterior Gobierno socialista con acusaciones de un supuesto acuerdo de Zapatero con ETA durante su negociación para acabar con el terrorismo.

En 2011, el último año de Zapatero en el Gobierno, con motivo de la llegada de Bildu a las instituciones, desde La Gaceta, ABC y otros medios de la derecha se acusó al Gobierno socialista de prometer la derogación de la doctrina Parot, dando crédido a las actas incautadas al etarra Javier López Peña, Thierry.

Con la previsión de que Estrasburgo fallara contra la doctrina Parot, la derecha ha venido caldeando el ambiente desde hace semanas al destacar que su derogación no sólo permitirá que salgan a la calle terroristas de ETA, sino también violadores y asesinos responsables de casos de especial sensibilidad para la población española, como el caso de Alcásser.