El portavoz del Grupo Socialista, Antonio Hernando, ha criticado duramente a la vicepresidente del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, por defender la ampliación de compatibilidades de los diputados para que puedan  compaginar su labor parlamentaria con la privada. El socialista ha calificado de "inmorales" los casos de ministros con intereses particulares en empresas privadas.

Indignante para los trabajadores españoles
"Es indignante para muchos trabajadores que cobran menos de 10 euros la hora. Y no pueden compatibilizar porque no tienen ni un solo puesto de trabajo", reprochó el diputado socialista a Sáenz de Santamaría, en la Sesión de Control al Gobierno.

Hernando ha explicado en su intervención que fue la propia Sáenz de Santamaría quien al término del último Consejo de Ministros hizo una reflexión sobre las compatibilidades de los diputados y dijo textualmente: “¿cómo conseguimos que los ciudadanos interesados en la política puedan participar después de una experiencia profesional en el sector público o en el sector privado, del ejercicio de la política? Enriquecer el ejercicio de la política, abrir a la ciudadanía y no limitar la situación de los políticos”.

Referencias a Pedro Morenés y a Isabel García Tejerina
El portavoz del PSOE ha mencionado la lista de nombres de diversos ministros en los que existe una “colisión” de intereses públicos y privados “¿Es enriquecer la política dirigir una empresa de fabricación y venta de armamentos y luego estar al frente del ministerio de Defensa que compra armamentos?; ¿es enriquecer la política ser la máxima responsable de planificación estratégica de la mayor empresa de fertilizantes de España y luego estar al frente del ministerio de Agricultura?”, preguntó Hernando.

Montoro y Luis de Guindos
“¿Es enriquecer la política haber sido ministro de Hacienda del señor Aznar, después montar una asesoría fiscal con sus colaboradores en el Ministerio y luego dirigir otra vez el Ministerio?; ¿es enriquecer la política ser uno de los máximos responsables del banco que desató la crisis financiera más importante de los últimos cincuenta años, y luego estar al frente del ministerio de Economía?”, continuó el diputado socialista.

Los casos de Martínez Pujalte y Federico Trillo
Por último, Hernando preguntó a la vicepresidenta si “¿cree que cobrar cinco mil euros por hacer asesoría verbal en cafeterías a una empresa contratista del sector público, está al alcance de todo el mundo o sólo de los diputados del PP?”.

Inmoral
Según ha subrayado el diputado socialista en su dura intervención,  “algunas de estas cosas podrán ser legales pero, en todo caso, son inmorales porque son lo que parece y además son indignantes para muchos trabajadores que cobran menos de 10 euros la hora y que no pueden compatibilizar dos trabajos porque ni tan siquiera tienen uno”.

Hernando añadió que “lo que no hay derecho es que la vicepresidenta del Gobierno se dedique a hacer reflexiones tras el Consejo de Ministros para ver cómo sus diputados hacen más compatibles sus carreras profesionales con la política, cuando lo que los ciudadanos le exigen es que hagan absolutamente incompatible la política con la corrupción”.


Sáenz de Santamaría acusa a Hernando de demagogia

La vicepresidenta, lejos de explicar su postura sobre las compatibilidades, cargó contra Hernando acusándole de "degenerar en la demagogia".

"Trabajo por regenerar la democracia, como este Gobierno, y usted, cada miércoles, cada día degenera más en la demagogia. Puede reirse todo lo que quiera, pero que una cosa quede bien clara a la opinión pública: de lo único que es experto es de corrupción, es de lo único que habla y de lo único que sabe", defendió Sáenz de Santamaría.