Ignacio Ulloa dice que se va 'por motivos personales', aunque en el ministerio apuntan otras razones. Foto EFE



Si hay ceses que se pueden calificar como 'de sorpresa' el del Secretario de Estado de Seguridad, Ignacio Ulloa, que se acaba de conocer es, sin duda, uno de ellos. En el ministerio esta mañana se están produciendo todo tipo de interpretaciones. Lo cierto es que el secretismo en el que se está rodeando la salida de Ulloa no deja de resultar llamativa. Aunque hay unanimidad en un hecho: nadie parece creer 'las razones personales' que ha argumentado como motivo de la salida.

'Grupo del Opus' al frente de Interior
Ignacio Ulloa, como contamos en su momento en ELPLURAL.COM, es de la llamada 'comitiva del cirio' o 'grupo del Opus', al que también pertenecen otros altos cargos del ministerio, empezando por el propio ministro, Jorge Fernández Diaz, o el director general de la Policía Ignacio Cosidó. Pero, sin embargo, cuando se conoció la salida de Ulloa, lo que corrió por los pasillos del ministerio era la idea de que lejos de ser una simple dimisión, tras la marcha del Secretario de Estado de Seguridad había un cese encubierto.

A este periódico le aseguran que la relación de Ulloa y Cosidó era crecientemente tirante, hasta llegar a calificarse como de "frecuentes broncas". Una situación que se habría visto alimentada por el distanciamiento también del Secretario de Estado con el ministro, que buscaba alguien de un perfil más político; un hecho que se ha venido a confirmar en gran medida con la elección del jefe de Gabinete del ministro, Francisco Martínez, para el cargo. 

¿Un cese 'fusible'?
"La relación con el ministro es en cualquier caso muy difícil -dice a ELPLURAL.COM una fuente que conoce el mundo interno del ministerio-, porque Fernández Díaz es un hombre de trato duro y desagradable, que a veces cae en la humillación...".

Por otro lado, se recuerda a ELPLURAL.COM la 'teoría del fusible'. En Interior se han vivido en los últimos meses varios escándalos, como el caso Interligare, las investigaciones de los supuestos informes sobre el supuesto dinero evadido por Pujol y Mas... La presión desde Moncloa sobre el ministerio estaría creciendo, y la salida de Ulloa se buscaría que cumpliera el mismo trabajo que realizan los fusibles, que 'quemándose' evitan que la avería sea mayor y afecte a piezas de más importancia.  

"Algo no funciona en Interior"
Para abonar esta información que apoya el cese frente a la dimisión, se subraya también a este periódico un hecho muy poco habitual. "Algo no funciona en Interior -nos dicen-, cuando en sólo un año han salido de sus cargos el Jefe de Gabinete del Director de la Policía, Pedro Agudo -personaje del que les informamos en ELPLURAL.COM-, la jefa de Gabinete del Secretario de Estado, el Comisario General de la Policía Judicial, Rodríguez Ulla, al que también nombraron porque era de total confianza del ministro, y ahora el Secretario de Estado de Seguridad".

Como les contamos en este periódico, Ignacio Ulloa, aunque madrileño, era un hombre duro proveniente del PP catalán. Salido de las filas de FAES –es decir del entorno de José María Aznar-, se nos aseguró en el momento de su nombramiento que  había conocido al ministro en los círculos del Opus catalán.