Habían anunciado contundencia en Ferraz, y la secretaría de organización ha sido consecuente con ese ánimo: en las últimas horas, por burofax, ha expulsado a los diez militantes, miembros del Consejo o directivos de Bankia, que habían sido titulares de las tarjetas llamadas 'black', o 'invisibles', y que aún no se habían ido. Porque seis habían ya presentado la dimisión voluntariamente.

Algunos de los afectados han insinuado que recurrirán su expulsión, que aún no es definitiva
El PSOE ha anunciado que ha puesto en marcha esta expulsión después del proceso de investigación que ha llevado a cabo la Comisión Ejecutiva Federal tan pronto se conoció el caso. La lista de expulsados es la siguiente: Ángel Gómez del Pulgar, Joaquín García Pontes, Miguel Muñiz de las Cuevas, Gonzalo Martín Pascual, Virgilio Zapatero, Enedina Álvarez, Ignacio Varela, Miguel Ángel Abejón, José María de la Riva y José María Arteta.

De todos ellos, quizás los casos más significativos sean los del exministro Virgilio Zapatero y el del sociólogo, y consultor sempiterno de las direcciones socialistas, Ignacio Varela. Los dos han protestado ante la situación, asegurando que se comportaron con la tarjeta conforme a las reglas que les habían explicado en Cajamadrid, según las cuales el dinero de las tarjetas era parte de su sueldo y fiscalmente se declaraban.

L



o cierto es que hay varios de los expulsados que han insinuado que podrían recurrir estas expulsiones, ya que, se quejan, no se han seguido todos los pasos legales en el proceso. En cualquier caso, lo cierto es que las expulsiones son "temporales", mientras se desarrolla la investigación judicial sobre el asunto. En cualquier caso, quien convertirá en definitivas o no estas expulsiones debe ser la Comisión Federal de Garantías.