La Junta Electoral Provincial de Madrid ha prohibido la campaña de la asociación ultracatólica Hazte Oír contra la postura del PP sobre el aborto que empleaba la imagen de la candidata autonómica de este partido en Madrid, Cristina Cifuentes.

Retirada inmediata
El equipo de la cabeza de cartel del PP a la Comunidad de Madrid presentó  una reclamación ante la Junta por considerar que esa campaña, que emplea un autobús con la imagen de Cifuentes que recorre las calles de Madrid, "contraviene la legislación". Fuentes de Hazte Oír han confirmado  que recibieron ayer una resolución de la Junta Electoral que instaba a la retirada inmediata de la publicidad en vallas, el autobús y todos los contenidos de esa publicidad.

"Injustificable", "difamatoria" y "ofensiva"
Cifuentes recalcó ayer que ni está ni ha estado nunca a favor del aborto, sino que defiende la vida, y calificó la iniciativa, denominada "#YoRompoConCifuentes", de "injustificable", "difamatoria" y "ofensiva". A su juicio, detrás de la campaña ahora desautorizada hay intereses electorales y "grupos o personas" interesadas en que no se le vote a ella el próximo día 24.

¿Quién paga la campaña?
De hecho, la propia Cifuentes ha indicado, tras expresar su satisfacción por la decisión de la Junta Electoral Provincial, que le gustaría saber quién había pagado la campaña.

Irán en autobus a la Junta
Por su parte, el director de la campaña de Hazte Oír, Miguel Vidal, ha avanzado que los integrantes de la organización van a coger el autobús para ir a la Junta Electoral Central para alegar que su iniciativa no interviene ni interfiere en la campaña, sino que propone una reflexión a los ciudadanos sobre el papel de los políticos y las ideas que defienden.

Los antiabortistas se justifican
Según Vidal, la denuncia de Hazte Oír comenzó el pasado viernes con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, como protagonista, lo que a su juicio demuestra que no existe una utilización de la campaña electoral. Además, el director de la campaña ha insistido en que el contenido no entra a valorar programas, no defiende a un partido u otro, no hace mención de siglas ni pide el voto "para nadie". "No decimos que no se vote, no entramos en contenidos, ha recalcado.

Malas artes
Sobre la financiación de la campaña, ha acusado a Cifuentes de emplear "malas artes" para atacar a su organización, que "no depende del dinero de partidos ni de subvenciones, sino de sus socios".

Ruptura con el PP
La guerra entre Cifuentes y Hazte Oír sorprende si se tiene en cuenta que este colectivo ultracatólico lideró en el pasado las principales manifestaciones que se produjeron contra el aborto, el matrimonio homosexual o la laicidad del Estado durante el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. El Partido Popular y la jerarquía de la Iglesia católica participaron activamente en la mayoría de estas movilizaciones.