El pasado mes de mayo ELPLURAL.COM que el Partido Popular de la provincia de Alicante habría constituido asociaciones tapadera con el objetivo de que no exista ningún control sobre sus cuentas y salir así indemnes del estudio que anualmente realiza el Tribunal de Cuentas sobre las finanzas de todos los partidos políticos. En concreto, este periódico constató posibles irregularidades en los municipios de Benidorm, El Campello y Elda. Unas irregularidades que de confirmarse, desde el Partido Socialista aseguran que constituirían una especie de “red Gürtel a nivel local”.

Nuevas revelaciones
Este lunes, la revista Interviú ha retomado la investigación iniciada por ELPLURAL.COM afirmando que esta peculiar forma de proceder no se circunscribe únicamente al Partido Popular de Alicante. De hecho, el semanario que edita el Grupo Zeta sostiene que aunque el Partido Popular está obligado a tener un CIF único para todas sus actividades (tal y como se requiere en la Ley de Partidos), los populares han creado una red de asociaciones por toda España para organizar actos y cobrar las subvenciones y cuotas de sus militantes.

Prácticas extendida en Valencia
Sería en la Comunidad Valenciana donde el Partido Popular tendría más extendida esta práctica, existiendo en la actualidad una veintena de localidades como Elche, Elda, Benidorm, Agost, Xábia, El Verger, Dénia, Gandía, Ontinyent, Algemesí o Alberic donde se han creado asociaciones vecinales vinculadas directamente con el PP que reciben donaciones y financiación pública al margen del Tribunal de Cuentas.

Extendido a toda España
Aunque la falta de unidad en los registros de asociaciones hace muy complicado identificar el número exacto de satélites que orbitan en el entorno del PP (y sobre todo, el dinero que ha podido escapar del control del Tribunal de Cuentas), desde Interviú se identifica como una práctica generalizada lo que ocurre en Alicante. Para ello, la publicación expone que la sede del Partido Popular de Gijón tiene su domicilio en una ONG contra la violencia de género, o la proliferación de asociaciones que bajo la nomenclatura oficial de Nuevas Generaciones se han constituido a lo largo y ancho de toda España.

La táctica de Nuevas Generaciones
Y es que aunque fue ideada como una sección juvenil para los afiliados dentro del Partido Popular, a través de la extensión de esta práctica Nuevas Generaciones se ha convertido en más de una treintena de municipios en organizaciones juveniles independientes que, para Hacienda, nada tienen que ver con el PP. Así se ha producido en Burgos, Zaragoza, Ibiza, Murcia, Zamora, Salamanca, Córdoba, Gandía o Granada.
Los casos más llamativos
Pese a todo, los casos más llamativos siguen guardando relación con los desvelados en su día por ELPLURAL.COM. Entre todos destacan lo acaecidos en El Campello -donde el Partido Popular cobra las cuotas a sus afiliados a través de la Asociación de Amigos de la Música-, en Elda –donde el PP ha sido denunciado por contratar a un trabajador para la “Asociación Popular de Elda” sin haber sido dado de alta en la Seguridad Social-, y en Elche –donde el sindicato ultraderechista Manos Limpias ha acudido a la justicia por presuntos delitos de estafa, apropiación indebida, contra la Hacienda Pública y tráfico de influencias-.

Cuotas de un afiliado al PP de El Campello a través de una asociación que en teoría funciona al margen del partido


El PSOE acude a la Justicia
Al igual que Manos Limpias, el Partido Socialista ha anunciado que denunciará ante la fiscalía esta “presunta red Gürtel a nivel local”. De hecho, el diputado nacional y vicesecretario general provincial del PSPV-PSOE, Herick Campos, aseveró en su día que lo expuesto por ELPLURAL.COM demuestra que “el Partido Popular está podrido de corrupción desde arriba hasta abajo”.