El multimillonario chino Wang Jianlin, la tercera fortuna de China y la octava mundial según el índice Bloomberg, quiere verse con el rey Felipe VI para exponerle sus proyectos en España, entre los que destaca el complejo de ocio, viviendas y centros comerciales en la denominada 'Operación Campamento'. Además de presentarle las inversiones que pretende llevar a cabo en Madrid, Jianlin aprovecharía su visita a España para analizar la posible 'inestabilidad' política en las instituciones de las que dependen sus proyectos -Ayuntamiento de la capital y Comunidad- con diversos representantes económicos y sociales.

Preocupado por la falta de garantías
Fuentes cercanas a Wanda Group, el grupo empresarial propiedad de Jianlin, han hecho llegar al equipo de gobierno en funciones de la capital madrileña y a la Secretaría de Estado de Comercio que dirige Jaime García Legaz, su inquietud por el cambio político que se produjo tras las elecciones municipales y autonómicas. El Holding chino quiere tener información de primera mano sobre los riesgos que pueda haber en cambios de normativas que paralicen la denominada Operación Campamento, apoyada por el Ayuntamiento dirigido por Ana Botella, la Comunidad con Ignacio González, y la Moncloa, dado que los terrenos pertenecen al Ministerio de Defensa.

El 'Eurovegas chino' al rescate del PP tras el ridículo de Eurovegas
El Partido Popular de Madrid se lo jugó todo a dos proyectos, la construcción de 'Eurovegas' impulsada por Esperanza Aguirre y en cuyo empreño continuó Ignacio González, y los Juegos Olímpicos para la capital, proyecto de Gallardón. Ambos acabaron en un ridículo estrepitoso. En el caso de Eurovegas el PP madrileño obligó al Gobierno central a modificar alguna normativa e incluso se llegó a exigir a Moncloa que cambiara la Ley anti tabaco y las leyes fiscales para permitir que Eurovegas fuera un paraíso fiscal. El PP llegó a abrir oficinas de contratación en algunos municipios y finalmente Sheldon Adelson, un polémico millonario norteamericano que llegó a ser investigado por el FBI, renunció al proyecto. Los dos grandes proyectos electorales del PP se derrumbaron, pero con el sector inmobiliario a precio de saldo, el PP  se puso a buscar nuevos inversores. Fue el Secretario de Estado de  Comercio, Jaime García Legaz, quien contacto con Wanda Group.

Los proyectos 'chinos' en Madrid
En abril de 2014 el magnate Wang Jianlin visitó Madrid y mantuvo una cena con el Presidente de la Comunidad, Ignacio González, con quien debatió sobre futuras inversiones y quien se comprometió a realizar los contactos necesarios. Días después Wanda Group anunciaba la compra del emblemático Edificio España al Banco Santander por 265 millones de euros para convertirlo en un hotel de 5 estrellas y apartamentos de lujo.

El 25 de septiembre de ese mismo año el Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, realizó su primera visita oficial a China. Durante ese viaje el Secretario de Estado de Comercio, Jaime García Legaz, y la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, mantuvieron reuniones con los máximos directivos del grupo en las que se cristalizó el acuerdo por el que Wanda Group adquiriría en enero de 2015 el 20% del Atlético de Madrid, presidido por un empresario de la máxima confianza del PP, Enrique Cerezo. También se sentaron las bases para negociar el desarrollo de la 'Operación Campamento', el macro proyecto urbanístico de sur de Madrid que abarca una extensión enorme de terrenos propiedad del Ministerio de Defensa, que va prácticamente de las inmediaciones de la estación Príncipe Pío hasta el límite con Pozuelo.

El multimillonario chino ha anunciado una inversión de 3.000 millones de euros para convertir esa zona de Madrid en un enorme barrio residencial con centros comerciales y de ocio, entre los que se incluirían casinos. Wang Jianlin quiere saber ahora si los nuevos gobiernos en el Ayuntamiento y la Comunidad cambiarán o no las condiciones del acuerdo.