¿Alguien entiende que teniendo escáneres, ecógrafos y otros aparatos de pruebas diagnósticas se entregue esta prestación a una empresa privada porque dicen que es más barato que contratar a dos técnicos sanitarios? Pues en el hospital Mancha Centro de la localidad ciudadrealeña de Alcázar de San Juan creen que sí y no han dudado en privatizar este importante y determinante servicio entregando el mismo a la multinacional Alliance Medical, que todos los días aparca un incómodo y claustrofóbico camión a las puertas del centro sanitario para llevar a cabo numerosos actuaciones sanitarias y a la clínica Medicar para realizar ecografías. El negocio para ambas es redondo.

Infrautilización y privatización
Así al menos lo consideran médicos y sindicatos. En este sentido, CC OO insta al SESCAM a revisar estas situaciones, “cubriendo cuanto antes las dos vacantes de técnicos en radiología”, ya que consideran que no es de recibo que el Gobierno que preside María Dolores Cospedal “pretenda ahorrar mediante recortes salariales y de plantillas de empleados públicos, infrautilizando los recursos materiales disponibles y deteriorando la calidad de las prestaciones de nuestro sistema sanitario, mientras gasta mucho más en subcontratar empresas privadas que, además, provocan quejas muy serias de los pacientes y aún más serias de los facultativos”, concretan en un comunicado.

Pruebas insuficientes
En este sentido, el sindicato desmiente al gerente del hospital manchego, quien asegura que las pruebas de la empresa privada son de “la misma calidad” que las que se realizan en el hospital, cuando a CC OO “nos consta quejas de los facultativos porque las pruebas aportadas por Alliance Medical son insuficientes para fundamentar un diagnóstico, puesto que a menudo faltan datos o imágenes, dicen los sindicatos. Hay que tener en cuenta que Alliance Medical cobra por escáner realizado, “y si en vez de 20 imágenes sólo toma 15, a la empresa le supone un ahorro en tiempo y en medios, lo que implica un mayor lucro y la calidad del servicio se resiente, en algunos casos de forma grave”, señalan.

Chollo radiológico
Razón no le falta a CC OO cuando denuncia el gran negocio que está llevando a cabo la multinacional, ya que por cada TAC con o sin contraste cobra 243,85 euros, otros 436,72 por una resonancia magnética (la del hospital de Tomelloso está prácticamente inactiva), 87,57 por una mamografía; mientras que una angiografía se eleva a los 866,13, o los 444,33 por una gammagrafía cerebral. Punto y aparte merece lo que la empresa se lleva, según el decreto tarifario de la propia Consejería de Sanidad, por una tomografía, 1.142,22 euros. Eso sí, una radiología simple de tórax no llega a los 13 euros.

Ecografías para otra clínica privada
Los sindicatos, que aseguran haber recogido las denuncias de pacientes que se han negado a hacerse las pruebas en el camión porque sentían claustrofobia, denuncian también la infrautilización de los ecógrafos que “debido a las vacantes de técnicos sin cubrir, sólo se usan por las mañanas (y no todas)”, añaden, “por las tardes, los pacientes tienen que acudir a hacerse las ecografías a la clínica Medifer, otro centro privado, mientras los ecógrafos del hospital permanecen inactivos.

Hospital toledano
Y es que el Gobierno de Cospedal no da una en el tema sanitario. Hace unos días, los médicos anunciaban alegaciones contra la construcción del nuevo hospital universitario de Toledo (ver documento), mientras que su alcalde y líder del PSOE castellano-manchego, Emiliano García-Page, afirmaba que el centro costará 663 millones más que el que diseñó el anterior Gobierno socialista y ello con menos camas que el antiguo hospital, que se construyó hace 39 años en "plena Dictadura", para seguidamente anunciar que el Ayuntamiento que preside también presentará alegaciones, ya que “se ha destapado el engaño, la trampa y las mentiras de la presidenta Cospedal sobre este proyecto”, finaliza diciendo.