La tan 'cacareada' campaña de la transparencia, cuya joya de la corona es el portal en el que 'todo se desvela' según pregona el Gobierno, presenta más sombras y agujeros cada día que pasa. Y uno de los que más puede irritar a la opinión pública es la decisión del Gobierno sobre dónde tirar la raya que marca la luz, y a partir de dónde comienza 'la oscuridad' en cuanto a las declaraciones de bienes y rentas así como de las biografías de los altos cargos.

La línea de la transparencia
Nos explicamos. El Gobierno, donde se lee Gobierno debiera leerse Soraya Sáenz de Santamaría que es quien controla y saca el rédito político futuro de esta supuesta campaña de transparencia, decidió que en el portal se incluyera a 'los altos cargos del Estado'. Lo que nos lleva, por lógica, a preguntarnos "¿qué entiende el Gobierno por un 'alto cargo'?". La respuesta que se ha dado a esta pregunta ha sido restringir la definición a aquellas personas que ocupan un puesto decidido en Consejo de Ministros y que trabajan para la Administración General del Estado.

¿Qué sucede con esto? Que se elimina del escrutinio público del que tanto se alardea por parte de la vicepresidenta a todo un ejército de nombramientos, algunos de los cuales, como vamos a ver, perciben retribuciones que generalmente serían consideradas muy generosas, y que en estos momentos de crisis (la que Moncloa y Génova proclaman muerta, pero que sigue tan viva) resultan directamente un 'chollo total'.

Los presidentes de las compañías de todos
Y nos vamos a referir a un grupo muy concreto, el de quienes presiden las compañías del Estado agrupadas en la SEPI. Personas que mueven miles de millones de euros de todos los contribuyentes (en 2013 las 28 empresas de SEPI obtuvieron 4.400 millones de euros de ingresos) y que se han visto fuera del escrutinio porque no son nombrados en el Consejo de Ministros.

Una trampa evidente, porque a nadie se le escapa que el presidente de Navantia, de Correos, de RTVE, de EFE, de..., no son elegidos sin que así lo decida el ministro de turno.., o, según se está demostrando en este Gobierno, después de recibir las bendiciones de la vicepresidenta y su equipo.

Pero ¿por qué se 'protege' a estos directivos sacándoles de la lista de 'altos cargos' sobre los que aplicar el microscopio? Viendo el listado, aún sea de una manera sumaria, se podría deducir que la razón está en que las empresas públicas se presentan como un terreno abonado para 'colocar' a aquellos a quienes se quiere premiar o 'enchufar'..., y se quiere mantener lejos del escrutinio público quiénes son y lo que ganan.

Angeles Alarco, presidenta de Paradores, posa en Madrid, con la Puerta de Alcala detras. EFE Angeles Alarcó, ex de Rato, amiga de Esperanza Aguirre, Ana Botella o Viri Fernández, esposa de Rajoy, y presidenta de Paradores, posa en Madrid, con la Puerta de Alcalá detrás. EFE



Alguno de los que son y...
Este miércoles, el diario Infolibre destapaba que el presidente de SEPI, es decir, el responsable último de todas las empresas públicas, carece de estudios superiores, y que en el 'portal de la transparencia' habían olvidado curiosamente colgar su currículo. Ante este hecho la pregunta es ¿Cuáles son las virtudes de Aguirre? Viendo su biografía, parece que haber ocupado cargos de confianza en Alianza Popular y el PP 'de toda la vida'. Y esto se ha descubierto porque al menos, Ramón Aguirre, por ser un nombramiento del Consejo de Ministros, tuvo que ser incluido en el listado de Altos Cargos.

¿Quiénes son los presidentes de las empresas que están bajo él? Pues ante el velo que se ha mantenido sobre sus biografías, sólo se puede destacar algunos aspectos 'imposibles de tapar'. Aunque en algunos casos puedan dar idea bastante indicativa de sus méritos..., o de las casualidades que marcan algunas vidas.

Vamos a algunos casos.

El presidente de SAECA (sociedad que se dedica a facilitar avales y fianzas a quienes trabajan en el sector agrícola, ganadero, pesquero y forestal) es José Ramón Bujanda. Su nombre puede no decirles nada. Sin embargo, sí que les dirá el nombre de su cuñado, Miguel Arias Cañete.., que fue quien le nombró para este puesto cuando era ministro del ramo, aunque su experiencia hasta entonces había sido básicamente en el sector del cemento.

La presidenta de Paradores se llama Ángeles Alarcó Canosa. De nuevo es su 'retrato de amigos' quien pone en contexto su nombramiento. 'Gela', como la conocen en la intimidad, es la 'ex' de Rodrigo Rato y amiga muy especial de Esperanza Aguirre, que ya antes la eligió para ser consejera de Telemadrid y 'vicepresidenta Ejecutiva de Turismo de Madrid'..., toda su experiencia en el ramo antes de ser nombrada para su actual cargo.

Faina Zurita Ussía, 'prima política' del rey, y presidenta de Hipódromo de la Zarzuela, también empresa de SEPI Faina Zurita Ussía, 'prima política' del rey, y presidenta de Hipódromo de la Zarzuela, también empresa de SEPI



La propietaria del Hipódromo de la Zarzuela de Madrid es también la SEPI. Al frente de esta empresa está Faina Zurita de Ussía. Esta mujer, cuya formación y principal dedicación ha sido siempre la comunicación, tiene también una situación biográfica especial: es sobrina de Carlos Zurita y de la Infanta Margarita de Borbón, y por tanto 'prima política' de Felipe de Borbón.

Hay otros casos, en los que lo que se pagan son fidelidades políticas pasadas y futuras. Un listado más completo se puede ver en este enlace con nuestra página colaboradora, Los Genoveses.net.

... también lo que ganan
El compromiso 'cacareado' y muy publicitado (basta con irse a Google y teclear 105.000 euros y Soraya Sáenz de Santamaría para comprobar qué repercusión tuvo) del Gobierno, y que proclamó en el tercer Consejo de Ministros, fue anunciar por boca de su portavoz que se limitaba a 105.000 euros anuales el sueldo máximo de los directivos de las empresas públicas. O, la otra forma de vender la supuesta austeridad, que "el Gobierno rebaja un 30% el sueldo de los directivos de empresas públicas".

Aún más, se decía que esto sería sólo para las grandes empresas, mientras que en las medianas el tope estaría en 80.000, y las pequeñas en 55.000. Es verdad que después, en 'la letra pequeña' se añadió que sobre esos sueldos se aplicarían complementos, ahí estaba la trampa, evidentemente, aunque eso sí, se añadía que esa retribución variable estaría "absolutamente ligada a objetivos". Como se ve, inconcreciones, terrenos oscuros sobre los que se pueden hacer muchas 'interpretaciones' que mejor no poner bajo el foco de la luz.

El resultado de esta exclusión es que a su libre albedrío algunas de estas empresas sí tienen su propia página de la transparencia y ofrecen los datos que ganan sus máximos responsables... Con el resultado de que se puede así comprobar, que tampoco la promesa de la vicepresidenta se está cumpliendo.

De nuevo, veamos algunos casos. Uno de ellos, otra vez, el de Paradores. En su web, esta empresa hace público lo que percibe su presidenta. En concreto, 173.183 euros. Como se ve, un sueldo que supera en mucho los cacareados 105.000. Evidentemente es que a Ángeles Alarcó le aplican complementos. Lo que resulta difícil es entender que se le concedan, teniendo en cuenta que Paradores cerró, según sus propias cuentas, el año 2013 con unas pérdidas de 19.746.603 euros.

El presidente del Consejo de Administración y de la Corporación RTVE, José Antonio Sánchez, en una comparecencia. EFE/Archivo El presidente del Consejo de Administración y de la Corporación RTVE, José Antonio Sánchez, en una comparecencia. EFE/Archivo



El mismo caso podría aplicarse, por ejemplo, a otra de las empresas más conocidas de la SEPI. Nos referimos a RTVE. Sus cuentas presentan un déficit en el último ejercicio de más de 100 millones de euros. Su presidente, sin embargo, lo cuenta en su propia web, como les informamos en ELPLURAL.COM, cobró en 2013 la cifra de 167.439,96 euros. Esta cifra, claro, corresponde al anterior Presidente, Leopoldo González-Echenique, que, como se explica, no incluye nada más que 'la variable devengada entre julio y diciembre de 2012', o lo que es lo mismo, se puede pensar que el actual, José Antonio Sánchez, al cobrar la variable del año entero, a pesar de las pérdidas de RTVE, percibirá aproximadamente 210.000 euros anuales... justo el doble de lo que anunció sentada en la mesa de la sala de Prensa de Moncloa Soraya Sáenz de Santamaría.

Que los sueldos, de los presidentes de las grandes empresas SEPI giran en torno a estas cifras lo viene a confirmar otra empresa que también pertenece al grupo, y que también tiene su propia página de la transparencia. Nos referimos a Correos. Su presidente Javier Cuesta Nuin, según la página de Correos, recibió en 2013 la cantidad de 178.388,18 euros.