Altos cargos del PP en gobiernos regionales y locales colaboraron con Iñaki Urdangarin en sus proyectos empresariales, montados para desviar dinero público y no con fines sin ánimo de lucro, como está demostrando la investigación del caso Nóos. Entre esos políticos está el actual ministro de Justicia, Alberto Ruiz- Gallardón. Como se adelantó hace ahora un año, en 2005, el entonces alcalde madrileño propuso al duque de Palma que liderara la candidatura de Madrid 2016. Una oferta que el yerno del Rey rechazó y que no le impidió cobrar de la empresa municipal creada con aquel fin 120.000 euros.

Torres pide que se tome declaración al ministro
El antiguo socio del duque en sus empresas, Diego Torres, ha presentado al juez nuevos documentos, de los que da cuenta este miércoles El País, para demostrar la “relación personal” entre el entonces alcalde y Urdangarin. Su defensa pide que el actual ministro de Justicia preste declaración para que deje constancia de “la realidad de la actividad del Instituto Nóos.

La carta de Gallardón
Torres ha desvelado una carta de “agradecimiento” que Gallardón remitió Urdangarin en 2005, a propósito de la candidatura olímpica promovida por el entonces alcalde de Madrid. “Querido amigo”, escribió Gallardón, “quiero expresarte mi más profunda gratitud por tu incondicional apoyo a la candidatura”. A continuación, el alcalde añadía: “de manera especial por la colaboración que, con estas jornadas, nos has dedicado”.

Urdangarin rechazó liderar la candidatura Madrid 16
Gallardón llegó a proponerle a Urdangarin que encabezara la candidatura de Madrid 2016 y así queda reflejado en la respuesta que el duque le da para rechazar su ofrecimiento: “Me siento en la obligación moral de sugerirte una alternativa para el liderazgo de la candidatura”, explica el duque, que propone a Carlos Sainz.

Mucho antes, en 2004, Urdangarin había buscado el apoyo de Gallardón a sus negocios, cuando le invitó a una cena con otras personalidades para promover la organización de los Juegos Europeos, un proyecto en el que se enfrascó la Generalitat valenciana, con Camps a la cabeza, y, también,  la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá. Un proyecto que no llegó a buen puerto, pero que dejó al yerno del Rey más de 300.000 euros de la Administración valenciana.

Gallardón prologó un libro de Urdangarin
La cercanía entre Gallardón y Urdangarin propició que, incluso, el actual ministro le prologase el libro El patrocinio visto por sus principales protagonistas, que fue presentado con la presencia del entonces alcalde de la capital.

El juez investigó posible malversación en el Ayuntamiento de Madrid
La acusación en el caso Nóos pidió al juez investigar un presunto delito de prevaricación de fondos públicos por parte de la empresa municipal Madrid 2016 por el dinero pagtado a Urdangarin. De hecho, fueron imputados la exconsejera delegada de la entidad, Mercedes Coghen, el exdirector general de la misma Miguel de la Villa y el exdirector financiero Gerardo Corral, quienes prestaron declaración en febrero y marzo del año pasado. En septiembre, el magistrado rechazó tomar declaración a Alberto Ruiz-Gallardón, como solicitaba la acusación popular.

120.000 euros para una de las fundaciones del duque
Los 120.000 euros fueron pagados por parte de la Administración madrileña que dirigía Gallardón a la Fundación Deporte, Cultura e Integración Social, heredera del Instituto Nóos que presidió Iñaki Urdangarin, que tenía como fin supuestamente la integración al deporte de niños con discapacidades y enfermos de cáncer y que sirvió al duque para desviar, presuntamente, fondos públicos.