Quienes han osado llevar la contraria al alcalde de Alcorcón en las redes sociales, el popular David Pérez, saben ya de lo fina que es su piel. Pero ahora han sido sus vecinos los que han probado en sus carnes cómo se las gasta el regidor, quienes, en lugar de bloqueos en Twitter, han recibido multas de hasta 1.000 euros por haberle insultado en la calle.

Es el caso de Marina N. G., que en abril del año pasado se encontró con el alcalde en la calle de Las Retamas y supuestamente le soltó un par de insultos. Junto al regidor iban policías municipales de paisano, que le pidieron su identificación. Meses después recibía una multa de 1.000 euros por una infracción grave del artículo 9.1 de la ordenanza de convivencia ciudadana.

800 euros de multa
Otro vecino, durante el encendido de las luces de navidad de 2012 también recibió al alcalde con frases malsonantes. De nuevo, los policías que acompañaban a David Pérez volvieron a poner en uso la famosa ordenanza y la multa fue de 800 euros, tal y como recoge El País.

Ordenanza del PSOE
Según esta ordenanza, aprobada en 2006 cuando gobernaba el PSOE, “está prohibida toda conducta de desprecio a la dignidad de las personas, así como cualquier comportamiento discriminatorio, ya sea de contexto xenófobo, racista, sexista o de cualquier otra condición personal o social mediante insultos, burlas, molestias, coacciones, agresiones o conductas análogas de hecho, de palabra o por escrito”.

¿Por la vía penal?
Lo más curioso es que si estos actos fueran por la vía penal, serían más beneficiosos para el acusado. Los insultos suelen ser penados con de 10 a 20 días de multa, que suele oscilar entre los dos y los 400 euros. Los jueces tienen que atender a la situación económica del acusado y suelen imponer sanciones leves, a no ser que haya reincidencia, con la multa más bajas los infractores pagarían 20 euros. Por no hablar de que la persona supuestamente insultada debería poner una denuncia en una comisaría o un juzgado, en vez de la comodidad que supone que los municipales que te rodean echen mano de la ordenanza.

Multas a los concejales
Los concejales socialistas también han sufrido estas decisiones del alcalde, que les ha retirado su sueldo cuando les ha expulsado del pleno municipal. Al menos tres concejales socialistas han sido multados con 100 euros tras ser llamados al orden en tres ocasiones por el regidor, que suele dirigirles frases chulescas al tiempo que les expulsa.

El Ayuntamiento avisa: podía ser más
“Son multas muy altas que no se corresponden con una gravedad tan alta de los insultos. Se nota la forma de gobernar que tiene el alcalde de Alcorcón de acallar cualquier tipo de crítica por parte de los ciudadanos e incluso de los concejales de la oposición”. Por su parte, el gobierno municipal avisan de que podrían llegar hasta los 1.500 euros por sanción. “Cuando una persona insulta en medio de la calle debe saber que hay una ordenanza para erradicar este tipo de agresiones contra una persona simplemente por ser un vecino”, afirman.