El líder de Podemos, Pablo Iglesias (4ºd), junto a los miembros de su equipo, durante el acto de clausura de la Asamblea Ciudadana en el que han dado a conocer la nueva dirección, hoy en el Teatro Nuevo Apolo de Madrid. EFE El líder de Podemos, Pablo Iglesias (4ºd), junto a los miembros de su equipo, durante el acto de clausura de la Asamblea Ciudadana en el que han dado a conocer la nueva dirección. EFE



No es nuevo ni lo ha inventado Podemos. Lo que sí tiene de nuevo Podemos es que es el primer partido que se forma con dirigentes y cuadros procedentes de la izquierda (Partido Comunistas, Izquierda Anticapitalista) que asume como lema algo en lo que se basó el ideario de José Antonio Primo de Rivera y en los documentos fundacionales de la Falange. Antes de Podemos, esgrimió la bandera de "ni de derechas ni de izquierdas" UPyD, cuando se creó en 2007, y antes de que Rosa Díez acuñara su ideario en esa frase lo hizo Adolfo Suárez con UCD. Así pues el discurso no es nuevo desde que en los convulsos años previos a la Segunda Guerra Mundial, el fascismo convenciera a millones de ciudadanos de que no había ideología sino patria. No estamos, ni mucho menos y afortunadamente, ante un escenario tan apocalíptico, pero sí se da una similitud: la coincidencia de una gravísima crisis económica que deriva también en crisis política.

La España de 2014
Ante el desgaste del bipartidismo provocado por una crisis que primero devoró un gobierno del PSOE y ahora devora a uno del PP, está mal visto definirse de derechas o de izquierdas y lo que triunfa es lo transversal al mismo tiempo que lo horizontal: no ser ni de izquierdas ni de derechas pero defender a los de abajo frente a los de arriba. Con sus distancias, que las tienen, hay al menos cinco partidos políticos que concurrirán a las próximas elecciones con el cartel del "sin ideología": Podemos, UPyD, Ciudadanos, Falange Española y Democracia Nacional. De todos ellos los dos últimos son marginales, UPyD es el único que tiene representación en el Parlamento Nacional, Ciudadanos en el Parlamento catalán y con buenas encuestas en algunos territorios y, por encima de todos ellos Podemos, al que el último CIS le da como primer partido a nivel nacional en intención directa de voto.

Tuits

Podemos y la 'lógica' de la no ideología
Cada vez que se recuerda que el discurso de ‘no somos ni de izquierdas ni de derechas’ surge en España con Primo de Rivera, simpatizantes y seguidores de la formación política reaccionan con virulencia en las redes sociales. Obviamente como muchos de sus fundadores proceden de la Facultad de Políticas lo saben y obviamente las distancias entre la Falange y Podemos son enormes. Les distancia fundamentalmente el tema de la nación y la patria.

En un tuit del 5 de febrero de 2014, Pablo Iglesias escribía: "Tras la caída del muro de Berlín ya no existe la lógica de la derecha y de la izquierda". Cayó el muro y cayeron las ideologías, según el líder de Podemos, afirmación que se puede sostener en un tuit pero nada más, porque antes de que se construyera el muro de Berlín el marxismo surgió como respuesta a la infame explotación de los obreros, la nueva clase social que surgió con la Revolución Industrial.

La no ideología y el mantra de Podemos de no ser ni de izquierdas ni de derechas comenzó a darles problemas ya este año, por lo que pablo Iglesias y su círculo empezó a definirse de izquierdas, pero siempre poniendo por delante el concepto de "los de abajo frente a la casta". De esta forma en andalucesdiario.es declaró hace meses "yo nunca he dicho que seamos de izquierdas ni de derechas. Reto a encontrar una frase donde lo diga. Lo que yo digo es que lo que estamos diciendo no es de derechas ni de izquierdas, y eso es de sentido común. Que la clave de este momento no es un eje derecha-izquierda sino democracia respecto a dictadura. Nosotros es evidente que somos de izquierdas".

La portavoz de UPyD, Rosa Díez (4d), y el diputado por Valencia de este partido, Toni Cantó (4i), a su llegada a al mitin. EFE La portavoz de UPyD, Rosa Díez (4d), y el diputado por Valencia de este partido, Toni Cantó (4i), a su llegada a un mitin. EFE



UPyD: Ni de izquierdas ni derechas y un única nación
Aunque Rosa Díez fue consejera del Gobierno vasco en la coalición PNV/ Partido Socialista, a raíz de su derrota en el congreso del PSOE del 2000 que ganó José Luis Rodríguez Zapatero inició una carrera política propia basada en furibundos ataques al PSOE y en la defensa a ultranza de la unidad de España. Coincide con el discurso de José Antonio -que a buen seguro que molestará a los seguidores de UPyD pero la realidad es la realidad- en la no ideología y en una cosa más: el nacionalismo español. Tanto en su congreso constituyente como en su manifiesto fundacional dejan claro que no son ni de izquierdas ni de derechas: "Partimos de un supuesto revolucionario: que los ciudadanos no nacen siendo ya de izquierdas o de derechas ni con el carnet de ningún partido en los pañales" o "ser considerados de derechas o de izquierdas no nos parece el centro del problema". Por la misma regla de tres podríamos decir que es muy revolucionario afirmar que nadie nace siendo católico o musulmán, pero es lo que tiene dejar escritas ciertas cosas.

UPyD no reconoce la existencia de otros pueblos en el Estado aparte del español y, sin embargo, defiende el federalismo en Europa.

Cita de Primo de Rivera

Falange
Para eso Primo de Rivera fue más 'poético':  "El ser derechista, como el ser izquierdista, supone siempre expulsar del alma la mitad de lo que hay que sentir". Y también fue más sincero cuando presentó los puntos fundacionales de la Falange: "El movimiento de hoy, que no es de partido, si no que es un movimiento, casi podríamos decir anti partido, sépase desde ahora, no es de derechas ni de izquierdas".

Por cierto, José Antonio proclamó que un estado democrático no era posible porque  los líderes tenían que dedicar demasiado tiempo a tareas "burocráticas" y, por supuesto planteó, y lo hizo su heredero el dictador Franco después, prohibir los partidos políticos. Obviamente en eso no coinciden ni Podemos ni UPyD ni Ciudadanos, cuyos convencimientos democráticos nadie cuestiona. Solo recordar que el cuento de "ni de izquierdas ni derechas" viene de lejos. Y en este país de infausto recuerdo.

Cita de Primo de rivera