Ernesto Sáenz de Buruaga estrenará su programa-propaganda en TVE, finalmente; un debate político y de actualidad que llegará a tiempo, oportunamente, para las elecciones autonómicas y municipales del 24 de mayo, y que costará 66.000 euros por programa.

Lo producirá Secuoya
Así de claro será producido por Pulso, empresa del grupo Secuoya, según adelanta Bluper.es, después de la polémica que siguió al anuncio de que Sáenz de Buruaga tendría un espacio en la cadena pública, que en un principio iba a llamarse España opina, y al que se opuso la mayoría de miembros del Consejo de Administración (sólo cuatro de los nueve consejeros de RTVE respaldaron el proyecto).

La normativa establece que la producción sea de RTVE
Cómo explicó ELPLURALCOM, el escaso apoyo de los consejeros partía de la ilegalidad del proyecto, ya que se incumplía la Ley de Televisión vigente, de 2006, que dice que “RTVE no podrá ceder a terceros la producción y edición de los programas informativos”.

Los dos consejeros nombrados a propuesta de IU, Teresa Aranguren, y del PSOE, Miguel Ángel Sacaluga, ya habían anunciado que se opondrían a la aprobación del programa tal y como se les había presentado en la documentación facilitada por el Presidente, José Antonio Sánchez. Pero a ellos se han sumado otros tres consejeros (hay 6 del PP y uno de CiU), aunque no hemos podido establecer quiénes de los consejeros del PP habrían votado en contra.

A tiempo para las elecciones
El estreno de Así de claro está previsto para dentro de poco más de una semana y podría ocupar las noches de los martes y de los viernes, justo a tiempo para las elecciones del 24 de mayo. El programa incluirá entrevistas por parte de un equipo de colaboradores y debate sobre la actualidad política. Se emitirá en directo.

El Consejo de Informativos cree que es un "precedente peligroso"
El presidente del Consejo de Informativos, Alejandro Caballero, ha considerado, en declaraciones a ELPLURAL.COM, que se trata de "un precedente peligroso", que puede "abrir la puerta a futuras externacionalizaciones" . "Es difícil de admitir que lo que se va a hacer no es un programa informativo", ha apuntado Caballero, al recordar que la ley que rige la cadena pública establece que "los programas informativos tienen que ser de producción propia".

Caballero ha recordado que la dirección de TVE se ampara en su decisión de un nuevo informe de la asesoría jurídica, que forma parte de la estructura de la cadena,  que ha hecho "un informe a medida" para avalar el nuevo programa.

Una cadena que cierra el año con un déficit millonario
El presidente del Consejo de Informativos destaca, por otra parte, la repercusión económica que tendrá el programa en "una empresa muy maltratada financieramente, que cada caño cierra con un déficit de 100 millones de euros cada año.

En Twitter, el secretario general de UGT en TVE, Miguel Curieses, también recordaba que la dirección de la cadena se salta la normativa.