El extesorero del PP ha declarado como demandado por videoconferencia desde la cárcel antes que la presidenta castellanomanchega, Dolores de Cospedal. EFE El extesorero del PP ha declarado como demandado por videoconferencia desde la cárcel antes que la presidenta castellanomanchega, Dolores de Cospedal. EFE



El ex tesorero del PP Luis Bárcenas ha comenzado a declarar por videoconferencia en el juicio que se sigue en los Juzgados de Toledo a raíz de la demanda civil en defensa al derecho al honor interpuesta por la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, tras la publicación de la doble contabilidad del PP. Al menos en dos ocasiones, ha dicho ante el juez, entregó personalmente dinero a la número dos del PP. "Es mi mano la que entrega el sobre a la señora Cospedal", ha afirmado Bárcenas, quien también ha dicho con rotundidad: "Desde la primera a la última anotación de los papeles son ciertas". Asegura que él mismo las hizo y que, entre 1990 y 2008 las visó conjuntamente con Álvaro Lapuerta.

Dos entregas en mano
La primera entrega se hizo en la sede del PP, en el despacho de Cospedal, y la segunda en el Senado. 7.500 euros en cada sobre en billetes de 500, ha detallado el extesorero. Asegura que los sobres se entregaban siempre sin testigos

Una marcha fingida
Además de reivindicar la veracidad de los papeles contables, Bárcenas ha defendido que fue una decisión personal: "Yo dejé la tesorería", aclara y añade que Cospedal le pidió "que dejara el puesto formalmente pero que siguiera con las funciones". También ha detallado que tras su marcha, habló con Arenas y acordó con él cobrar un sueldo y beneficiarse de chófer y secretaria.

Presiones del PP
Bárcenas también ha asegurado que los secretarios generales del partido cobraban sobresueldos y apunta a Trías como posible filtrador de los papeles. En este sentido ha dicho que le entregó los papeles originales durante una mañana y que, al verlos publicados en El País, se sintió traicionado. De ahí, argumenta, cedió a la presión del PP de lanzar un comunicado negando la veracidad de los papeles (que ahora reconoce), porque se sentía perjudicado.

Retira la demanda contra El País
Por otro lado, Cospedal, como ya avanzaba ayer ELPLURAL.COM, ha retirado su demanda contra el diario El País por la publicación de los manucritos contables. Según ha dicho su abogado, la razón inicial para demandarle no tiene ahora sentido una vez ha reconocido la autoría de los papeles.

La presidenta de Castilla-La Mancha y secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal (2i), en los Juzgados de Toledo para declarar en el juicio que hoy se celebra a raíz de la demanda civil que presentó contra el extesorero del PP Luis Bárcenas. EFE La presidenta de Castilla-La Mancha y secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal (2i), en los Juzgados de Toledo durante la declaración de plasma de Bárcenas. EFE



Cospedal niega sus sobresueldos
La número dos del PP, que ha declarado después de Bárcenas, ha negado haber cobrado los sobresueldos de los que habla el extesorero. "No he cobrado las cantidades de los apuntes de los papeles ni los otros a los que ha hecho referencia el demandado, que ha hecho declaraciones falsas y muy demostrables. No sé si otros han recibido sobresueldos, ante mi pregunta me han contestado que no".

El despido de Barcenas
Asimismo, ha dicho también que, tras estallar el caso Gürtel le pidió en dos ocasiones que abandonase su puesto como tesorero, algo a lo que él se negó hasta agosto de 2009. "El señor Bárcenas deja su puesto como tesorero en agosto de 2009. En octubre de 2009 revoco los poderes de Bárcenas, que no tenía poder ni firma como tesorero. En marzo de 2010 deja de ser senador, pero no tenía poder ni firma y había renunciado públicamente", añade.

Trías y Moreno
Protagonista secundarios de la sesión han sido el abogado y exdiputado del PP Jorge Trias, que ha negado ser el responsable de la filtración de los documentos a El País, y el director de este diario, Javier Moreno, que ha confirmado que no fue Bárcenas quien los hizo llegar al medio.

Trías ha iniciado su intervención con un irónico saludo a Bárcenas a través del plasma, lamentando no poder darle un abrazo.