José María Aznar ha instado a su partido a superar "las tentaciones del desánimo y el desistimiento" y ha invitado a "volver a casa" a los votantes del PP que se han alejado de este proyecto por motivos y quejas que ha dicho respetar, pero de los que pretende recuperar su confianza.

"Votando a otros no es votar al PP"
Ése es el mensaje que Aznar ha querido lanzar desde Zaragoza a los simpatizantes o votantes del partido que pueden estar pensando, ha dicho, "que votando a otros en realidad se vota al PP", y eso no es así. El presidente de honor del PP ha reconocido que "es posible" que algunos de los que antes se sentaban en las primeras filas de los mítines ahora estén "más atrás" y que algunos incluso estén mirando "desde la calle". A esas personas que "quizá no están" se ha dirigido para mostrarles el deseo del PP de que sigan con el partido, porque el PP "los necesita para cambiar, para mejorar, para renunciar a lo que se ha equivocado y no renunciar a lo que ha hecho bien".

"No hay nada de lo que avergonzarse"
Apelando al sentimiento 'popular' de los presentes, entregados con la figura del que fuera presidente de España durante ocho años, Aznar ha recalcado que hoy ha participado en este acto para pedir el voto para el mejor proyecto político para Aragón y para España. "Estoy aquí por lo que creo, más allá de que sea cómodo o incómodo", ha asegurado. Como una forma "modesta" de corresponder al trabajo que construyen grandes equipos. Ha agregado que estaba ahí porque puede "recibir la mirada honrada e intachable de la inmensa mayoría de los militantes de este partido, que no tienen nada de lo que avergonzarse".

Los aprendices de brujo y los populistas
Estas elecciones, según Aznar, no pueden ser "las de la mentira populista, las de los aprendices de brujo ni las de quienes quieren ruptura". Tampoco pueden ser los comicios "de la desafección, de los oportunistas, de quienes miden sus pasos por un cálculo táctico de sus intereses". Para el expresidente del Gobierno, si se "quita" a quienes representan todo lo anterior, sólo queda el PP, el único partido que puede ocupar hoy "la centralidad" en España. Y eso, ha recalcado, que no está pidiendo "el voto del miedo", sino el de la ambición de un país mejor, de una España "activa, fuerte y solidaria".

El PP es el único partido capaz de "salvar el Estado del bienestar", de hacer frente al nacionalismo catalán y de solucionar el paro. Por eso, "lecciones, las justas", ha reiterado.
Todo esto, ha concluido Aznar, es "el nuevo compromiso del PP" para el futuro, un futuro "mejor para España y para Aragón".