Moreno ha hecho estas afirmaciones después de participar en la reunión sectorial entre el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, con los consejeros autonómicos para abordar el coste económico de la reforma educativa.

Cuenta con el rechazo de cinco autonomías
La consejera ha lamentado que esta futura ley cuenta con el rechazo de cinco autonomías -Andalucía, Canarias, Asturias, País Vasco y Cataluña-, que representan hasta el 45 % de la población española.

El ministro confunde "precio con valor"
"Es verdad que hay más comunidades del PP, pero es cierto que solo la apoyan las comunidades del PP", ha insistido la responsable andaluza de Educación, que ha criticado que el ministro de Educación confunde "precio con valor".

"No vale cueste lo que cueste"
"La reforma no vale cueste lo que cueste, y solo los necios confunden valor con precio, como decía Antonio Machado", ha declarado Moreno.

Es "una receta tóxica para el sistema educativo"
La comunidad, ha continuado la responsable de Educación, no ha querido entrar en discutir el "precio" de esta reforma, que es "una receta tóxica para el sistema educativo".

La Lomce va a poner "en entredicho el valor de la enseñanza"
En este sentido, ha recalcado que la Lomce va a poner "en entredicho el valor de la enseñanza", que debe ser, a su juicio, que haya calidad para todos e igualdad de oportunidades.

Esta reforma tiene "amnesia económica"
Sobre la memoria de costes, la consejera ha comentado que esta reforma tiene "amnesia económica" porque olvida los 4.000 millones de euros que ya ajustó el Gobierno en materia educativa.

Muchos millones de euros para levantar "barreras"
Asimismo, ha denunciado que se van a destinar entre 200 y 300 millones de euros para levantar "barreras" en el sistema a través de medidas como reválidas y pruebas de acceso.

Va a ser la reforma "que va a nacer con menos apoyo" y "consenso"
A su juicio, va a ser la reforma "que va a nacer con menos apoyo" y "consenso", algo que es "lamentable" en el ámbito educativo y que lo ha propiciado, según Moreno, el Ministerio al no querer negociar.