La policía ha mantenido cortada durante toda la mañana la céntrica calle Génova en Madrid, donde se encuentra la sede nacional del Partido Popular, por una alerta de bomba tras encontrar una mochila sospechosa en una alcantarilla.

Mientras se pedía a los trabajadores de varios bancos y oficinas cercanas que permaneciesen dentro de los edificios, al lugar se ha trasladado un equipo de artificieros de los TEDAX que han retirado la mochila por medio de un robot grúa para proceder a su análisis.