Si las elecciones se celebrasen en una única circunscripción, serían muchos más los   partidos que estrenarían escaño. Así, veríamos en el Congreso de los Diputados no sólo a Equo, también al Partido Animalista (PACMA), al partido Escaños en blanco, al Partido Andalucista e incluso a la xenófoba Plataforma per Catalunya.

PP sin mayoría absoluta
A quien más perjudicaría una circunscripción única (en la que cada escaño valdría poco más de 68.000 votos) sería al vencedor, el Partido Popular, cuya mayoría absoluta de 186 diputados bajaría a una simple de 158. El PSOE también saldría perjudicado, pero menos, pasando de 110 escaños a 102. Es decir, perdería sólo 8 frente a los 28 diputados que se dejaría el Partido Popular.

IU, tercera fuerza política
Izquierda Unida, con 1.680.810 votos tendría derecho a 25 diputados frente a los 11 que tiene ahora. Y el partido de Rosa Díez, que obtuvo la confianza de 1.140.242 ciudadanos, tendría 17 diputados. CiU no sería la tercera fuerza política y tendría 15 escaños, uno menos que ahora. Por su parte, Amaiur pasaría de sietea  cinco diputados y el PNV se mantendría igual, con cinco escaños.

Diputado arriba, diputado abajo
ERC ganaría otro escaño, obteniendo cuatro, como el BNG, que tendría tres en lugar de dos. Mientras, Coalición Canaria se quedaría igual, con dos escaños. Compromís tendría dos escaños, y no uno. El Foro Asturias de Álvarez Cascos seguiría con un escaño, al igual que GBAI, el nuevo partido de la navarra Uxúe Barcos.

Estrenando escaño
También habría espacio para nuevas formaciones. El caso más llamativo es el de EQUO, el partido de Juan López de Uralde, exdirector de Greenpeace, que tendría tres escaños a razón de los 215.776 votos obtenidos. Un diputado obtendrían el Partido Animalista (PACMA), Escaños en Blanco, el Partido Andalucista, la Plataforma per Cataluña de Josep Anglada y el Partido Regionalista de Cantabria, del expresidente autonómico Miguel Ángel Revilla.

Quejas de los perjudicados
Tras las elecciones, algunos representantes de los partidos políticos más perjudicados por el sistema electoral actual ya lo han criticado. Es el caso de Gaspar Llamazares, que volverá al Congreso como diputado por Asturias y que ha subrayado en Twitter que “con un sistema electoral justo el PP tendría minoría, e IU 25 diputad@s”. Carlos Martínez Gorriarán, número dos de UPyD ha mostrado su enfado con su habitual prosa: “Y mi estado de animo? Muy cabreado con la abyecta Ley Electoral! Se van a enterar... Ayuda a los herederos de ETA, putea a sus víctimas (sic)”.

“El bipartidismo ha muerto”
Desde su blog personal, Ignacio Escolar, periodista de Público, también comenta las “ironías del sistema electoral español” por las que Rajoy “ha alcanzado la mayoría más absoluta que jamás ha disfrutado la derecha” pero ha conseguido “menos votos de los que tuvo José Luis Rodríguez Zapatero en 2008”. Escolar asegura que “el bipartidismo ha muerto” para dar paso al “monopartidismo” con un Rajoy que sólo tendrá como oposición a “Esperanza Aguirre (o Angela Merkel)”. También lamenta el periodista la “flagrante injusticia del sistema electoral” que deja fuera a partidos como Equo, con “más de 200.000 votos que no suman siquiera un escaño”.