La voracidad neoliberal de la presidenta de Castilla-La Mancha no tiene límites: Retira el oxígeno a los enfermos domiciliarios,  anula la dependencia a una niña que necesita vigilancia 24 horas del día para que no se le pare el respirador artificial al que está conectada, traslada  a miles de enfermos a Madrid y Valencia para ser operados y tras recorrer cientos de kilómetros los abandona a su suerte en sus domicilios horas después de la intervención quirúrgica, y ahora sabemos que exige a los becados que no hayan aprobado el 50 por ciento de los créditos en los que estaban matriculados que devuelvan la totalidad de la beca que les fue concedida.

Familia humilde y con ingresos mínimos
Este es el último caso que ha indignado al pueblo de Villanueva de la Fuente (Ciudad Real), donde ni los vecinos ni el alcalde, Francisco Morales, logran entender cómo a una familia que malvive y subsiste a duras penas se le puede pedir que devuelva 3.180 euros porque uno de sus cuatro hijos no ha logrado aprobar lo exigido (ver documento). “No sabemos qué hacer, porque el banco dudo que nos preste el dinero; no sé, iremos al Defensor del Pueblo para exponerle nuestro caso”, se lamenta en declaraciones a ELPLURAL.COM Aurelio, cabeza de esta familia numerosa, jubilado desde hace tiempo por un infarto y que cobra del régimen agrario 390 euros al mes.

La madre, en paro y sin percepción
A  los míseros 390 euros que cobra Aurelio, se añadían  hasta este lunes los 426 que percibía su mujer de la renta activa de reinserción para desempleados mayores de 45 años de larga duración, cantidad que para más drama ha dejado de percibir este mes la familia, que cuenta, además, con una hija en cuarto de Educación Secundaria y con otra estudiando medicina en Madrid gracias al premio extraordinario obtenido en la selectividad y a una beca, “que este año le han recortado a la mitad”, dice. ¿Cómo puede vivir una familia numerosa con 390 euros? Es la pregunta que se hacen los socialistas ciudadrealeños, que liderados por José Manuel Caballero piensan presentar batalla sobre este asunto.

Iniciativas parlamentarias
El caso no es para menos. En este sentido, el responsable de las juventudes socialistas, David Triguero, ha anunciado la decisión de su partido de llevar a las Cortes de Castilla-La Mancha este nuevo abuso de la también secretaria general del PP, así como trasladar el mismo al Congreso de los Diputados, donde interpelarán al “desaparecido” ministro Wert. El PSOE ha denunciado que existen muchos más casos de este estilo, en los que el Gobierno de Cospedal les concede dos meses para que reembolsen el dinero de las becas. “Es increíble”, añade Triguero, “no sólo han tenido como castigo no sacar el curso adelante, quedarse sin beca y, por lo tanto, abandonar los estudios, sino que ahora les reclaman la beca del curso anterior”.

Beca ya disfrutada
Una beca ya consumida, amortizada, gastada…por lo que queda claro que estos jóvenes “no pueden ser meros expedientes administrativos” ya que “detrás hay familias con muchos problemas económicos”, dice el joven socialista. “¿Cómo nos pueden pedir la devolución íntegra?”, se pregunta la familia afectada, “si mi hijo ha estado durante un año haciendo 140 kilómetros diarios para acudir a clase en Valdepeñas”, concreta el padre. No solo eso, el alumno, además del desplazamiento, tuvo que pagar libros, material escolar, matrículas y otros gastos derivados del estudio. A todo esto hay que añadir que de la cantidad becada, 2.000 euros corresponden a la modalidad compensatoria, o lo que es lo mismo, al pago a la familia para que el hijo estudie y no tenga que trabajar (el paro juvenil en Castilla-La Mancha supera el 65%). “¿Debería devolver el sueldo de los cuatro años Cospedalsi deja la comunidad en peores condiciones que la recibió?”, ironiza un líder socialista.