En su libro de memorias, más bien de recuerdos personales, En confianza. Mi vida y mi proyecto de cambio para España (Planeta), Mariano Rajoy afirma que “jamás hay que confiar excesivamente en las encuestas”. Su experiencia es que cualquier batalla electoral exige esfuerzos hasta el último momento. Ya le pasó en el 2004, año en que perdió, ante José Luis Rodríguez Zapatero, a pesar de partir como favorito. No obstante, en la presentación de ayer se percibía que las huestes populares ya saborean la victoria el próximo 20-N.

Agradecido con el “presidente” Aznar
El líder del PP, al tomar la palabra, lo primero que hizo fue agradecerle al “presidente” Aznar su presencia. Después, reconoció, en un discurso lleno ironía y humor, que escribir un libro no es tarea fácil, que lleva su tiempo y que obliga a tomar muchas decisiones. ¿Por qué escribió un libro? Porque confía en sus “posibilidades reales” para acceder a la Presidencia del Gobierno y quiere mostrar sus inquietudes. En el texto, da su “opinión sobre las cosas que pasan y sobre lo que debemos hacer en el futuro”. Eso sí, advirtió de que nadie encontrará ahí un decreto ley o algo parecido. Su programa seguirá siendo objeto de especulaciones, por no estar concretado.




Antonio Basagoiti y Ángel Acebes / LUIS MARCHAL

Antonio Basagoiti y Ángel Acebes / LUIS MARCHAL



Un libro a su favor
“Apunto ideas de lo que conviene hacer. Éste es un libro a favor de Mariano Rajoy. Es bueno hacer justicia de vez en cuando”, declaró el autor. A su juicio, ya hay “voluntarios por doquier” para criticarle.

Defensor de las políticas sociales
Rajoy prometió a los presentes un proyecto “de concordia” y “moderación”. “Es bueno sumar salvo que al hacerlo reste. También es fundamental para llegar a acuerdos tener la voluntad de hacerlos”, expresó. Del mismo modo, indicó que “hay que trabajar para mejorar el bienestar de todos”, que “hay que ayudar a los que les va peor”. Se vistió de defensor de las políticas sociales.




José María Aznar, con Ramón Luis Valcárcel, Alberto Fabra, José Antonio Monago, Antonio Basagoiti, María Dolores de Cospedal y Alberto Ruiz-Gallardón al fondo / LUIS MARCHAL

José María Aznar, con Ramón Luis Valcárcel, Alberto Fabra, José Antonio Monago, Antonio Basagoiti, María Dolores de Cospedal y Alberto Ruiz-Gallardón al fondo / LUIS MARCHAL



No habla mal, sin embargo…
Aunque Rajoy señaló que el suyo no es un libro de chismes ni para meterse con nadie, y que él no habla mal de nadie; lo cierto es que las tiró, de forma matizada, contra José Luis Rodríguez Zapatero. Lo ha dejado escrito y lo repitió ayer: “Estudié en las Discípulas de Jesús, en el mismo colegio que Rodríguez Zapatero, aunque con resultados distintos”.

Por las diputaciones
Y continuó: “A Zapatero le cito educadamente y con afecto. A [Alfredo] Pérez Rubalcaba le cito sólo una vez. Sus méritos son incuestionables. Esto no da para más polémicas”. Asimismo, Rajoy evidenció su rechazo a una propuesta del candidato socialista, su adversario. “Sigo a favor de las diputaciones, porque las gentes que viven en los pequeños municipios deben tener los mismos derechos que los demás”, subrayó. Rubalcaba sostuvo el 16 de agosto que las diputaciones “sobran” y que revisará su papel.




El presidente de Sacyr-Vallehermoso, Luis del Rivero; la baronesa Thyssen-Bornemisza, Carmen Cervera, y el marido de María Dolors de Cospedal, Ignacio López del Hierro / LUIS MARCHAL

El presidente de Sacyr-Vallehermoso, Luis del Rivero; la baronesa Thyssen-Bornemisza, Carmen Cervera, y el marido de María Dolores de Cospedal, Ignacio López del Hierro / LUIS MARCHAL



Ministerio de Agricultura fuerte
Por último, Rajoy hizo hincapié en que ha tenido “la fortuna” de conocer a muchísimos españoles. “Me han ayudado a saber más de mi país y de lo que le preocupa al conjunto de los españoles”. Acto seguido, lanzó una propuesta electoral. Comunicó que recuperará el Ministerio de Agricultura, con un ministro que “dará la batalla en Bruselas” como hicieron, de acuerdo con sus palabras, Loyola de Palacio, Jesús Posada o Miguel Arias Cañete (estos dos últimos estaban presentes en la sala).

¿Ataque a la camarilla del móvil?
A pesar de que él no se mete con nadie, Rajoy expresó que “hay que saber dar al teléfono móvil un uso respetuoso para las personas”. Estas palabras fueron una clara alusión (y crítica) a la famosa camarilla del móvil del presidente Zapatero. La periodista Isabel Durán, sentada en las sillas de invitados, no de la prensa, puso en todo momento gestos de estar muy de acuerdo con lo que decía Rajoy. Después, el dirigente conservador se puso a firmar ejemplares del libro a los presentes durante una hora. El PP, en bloque, le arropó. Las ausencias notables fueron Soraya Sáenz de Santamaría, en estado de buena esperanza, y Jaime Mayor Oreja.

 


 


 

 

 
 




José María Aznar, Esperanza Aguirre, Ana botella, María Dolores de Cospedal y Alberto Ruiz-Gallardón posan en la presentación de las memorias de Mariano Rajoy / LUIS MARCHAL

José María Aznar, Esperanza Aguirre, Ana botella, María Dolores de Cospedal y Alberto Ruiz-Gallardón posan en la presentación de las memorias de Mariano Rajoy / LUIS MARCHAL





 

 

 

 

Como un estreno de cine
El hotel donde tuvo lugar el acto estuvo abarrotado. Pareció aquello un estreno de cine. Hubo incluso un pequeño pase gráfico para los fotógrafos. Rajoy fue presentado por tres mujeres jóvenes: Ana Manzano, Marisa Carrillo y Ana Belén Molina. A las dos primeras las conoció anteriormente en sendos actos políticos y a la última en el programa de TVE Tengo una pregunta para usted. De él, destacaron que es cercano y que genera confianza a los más emprendedores.