El prestigioso cineasta Pere Portabella no pudo clausurar como estaba previsto el ciclo de cine Memoria del Descrédito organizado por la Diputación de Granada conjuntamente con el Museo Reina Sofía de Madrid el pasado jueves como estaba previsto. La Consejería de Cultura de la Diputación de Granada que preside el popular Sebastián Pérez Ortiz protagonizó un sorprendente episodio que recuerda peligrosamente a cuasi olvidadas situaciones de censura al “vetar” el documental El Sopar, una película rodada clandestinamente en 1974 sobre los presos del franquismo, veto que el área que dirige el diputado de Cultura, José Torrente, intentaba desmentir ayer.

Esa negativa del diputado del PP no cuadra con el escrito que remitió Portabella y que fue leído por el director del Cine Club El Sur, José Luis Chacón, frente a una butaca vacía. Pere Portabella que ha dirigido películas como Informe General o Puente de Varsovia y ha producido films que pertenecen a nuestra historia colectiva como Viridiana o El Cochecito, dejaba claro su malestar ante lo sucedido.

“Lamento la ausencia…”
Tras lamentar su obligada ausencia, comenta que dado que está rodando una película en estos momentos no fue fácil encajar su viaje a Granada, si bien consiguió finalmente planificarlo. Recuerda también que su última visita a la ciudad estuvo relacionada con la Memoria Histórica y en torno a la figura del poeta García Lorca.

“Debemos abortar el viaje”
Indica en este escrito que también puede leerse en su página web, que el día 18 de marzo, José Luis Chacón le remitió un correo en estos términos: “siguiendo instrucciones de instancias superiores y sintiéndolo mucho, debemos abortar el viaje y la presentación del señor Portabella en Granada, me lo acaban de comunicar y así lo hago para evitar males mayores… lamento la molestia”.

“No es un malentendido”
En un posterior correo del día 24, Chacón le explica que tras una nueva conversación con el diputado, concluye en que se trata de un malentendido y que las responsabilidades por lo ocurrido caen sobre el propio Chacón. “No se trata de un malentendido – afirma en su escrito Portabella- Está claro que el responsable del veto a mi presencia en el último acto de este ciclo es el diputado de Cultura”.

“El diputado se amparó en Chacón”
El cineasta se solidariza con el director del Cine Club El Sur y con las personas que hacen posible con su esfuerzo, dice, la existencia de foros de debate por la cultura y a continuación comenta sobre el diputado José Torrente: “tampoco dice mucho en su favor el hecho de ampararse en José Luis Chacón como responsable, obligándole a reconducir la situación”.

La cena de los ex presos
Portabella no quiso retirar la película “para hacer visible lo que se quiere ocultar”. El documental, rodado en 1974 de forma clandestina, trata de una cena de cinco expresos políticos que acumulan entre todos 50 años de prisión cumplida. “Para mi son un referente ejemplar de coherencia política, ética y de una enorme generosidad por la que merecen estar aquí hoy más allá de vicisitudes ocasionales fruto de la intolerancia…”

Cultura dice que fue por una cena
No es esta la visión del área de Cultura que según recoge el diario Granada Hoy, considera que el conflicto se debió a un malentendido por el pago de una cena y una entrada a la Alhambra, propuestas por el director del Cine Club para agasajar a Portabella y que se declinó por conceptos de austeridad. "Esto llevó a un malentendido”, aseguraban desde el ámbito oficial.

“El PP borracho de poder”
Fuera de la versión de un posible error mantenida por Cultura, Portabella se mantenía firme en su opinión recogida por Andaluces.es: ““Nada de malentendidos, es un veto a mí y a mi película. El poder cree que puede hacer lo que le dé la gana y el PP está borracho de poder”, decía. El cineasta afirmaba tener por costumbre correr con los gastos de desplazamiento y, de ser preciso, los de alojamiento. Y en otro momento, concluía: “Como son ignorantes, no quieren aprender”.

Torrent el “crítico de moda”
No es la primera vez que el diputado popular de Granada Francisco Torrent salta a las páginas de los periódicos por sus opiniones más o menos singulares. Hace apenas unos meses, este digital informaba de cómo en un 'tuit' de carácter machista se mofaba de la presidenta de la Junta, Susana Díaz, por su vestido en el desfile del día 12 de octubre, comparándola en términos de desventaja con la presentadora de televisión Mariló Montero.
Famoso en su día por las dietas
Ante el malestar generado en las redes sociales por tales aseveraciones, Torrent borró el tuit y se disculpó. También fue muy cuestionado en 2011 por un asunto de gastos de desplazamiento entre su supuesto lugar de residencia en una localidad fuera de la capital y Granada, tema que también le llevó a las primeras páginas de los periódicos y casó protestas de la oposición.