La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha pedido perdón este lunes a los padres que se vieron afectados por la representación de los titiriteros en el Carnaval. “Ha sido deleznable y no adecuada para los niños”, ha dicho.

En rueda de prensa, esta mañana, en medio de una amplia polémica y críticas desde la oposición política, Carmena ha justificado que el área de Cultura del Ayuntamiento “no tenía conocimiento” de lo que se representaría en la obra”.

Valorará si Mayer "puede seguir"
Preguntada sobre si valora el cese de la responsable de Cultura del Ayuntamiento, Celia Mayer, la alcaldesa ha respondido que hasta el momento cuenta con su “apoyo”, pero “tenemos que ver si puede seguir o si es lo mejor que siga”.

La alcaldesa ha justificado la actuación del Ayuntamiento al afirmar que “cuando se vio lo que estaban representando” los titiriteros “la Policía intervino y detuvo a estas personas” y por su parte “Madrid Destino (la empresa municipal encargada de la programación) y la concejal acudieron a presentar una denuncia”. Además, "se ha dejado sin efecto la contratación con el coordinador", Ramón Ferrer.

Anuncia una investigación
Carmena ha anunciado que el Ayuntamiento llevará a cabo una "profunda investigación para ver qué otras responsabilidades concurren". Según ha puntualizado, "hay que indagar sobre la responsabilidad del área y del distrito para hacer el seguimiento" de lo ocurrido.

Critica la "severidad" del juez con las detenciones
La alcaldesa de Madrid se ha referido al "debate social" generado por la detención de los dos titiriteros y ha mostrado su "comprensión", ya que, según ha dicho  "resulta poco comprensible" la "severidad de unas medidas del juzgado de instrucción". Ha sido -ha añadido, de un "rigor excesivo". Carmena ha afirmado que la "prisión sin fianza, no es habitual en este tipo de procedimiento".