La Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF) dio el aviso al juez Antonio Pedreira el 4 de junio de 2009. Habían encontrado una cuenta gestionada por el tesorero y el gestor del PP (entonces Álvaro Lapuerta y Luis Bárcenas, respectivamente) cuyo titular era desconocido por la Hacienda. Según el informe que firmaba Víctor Morena Roy, inspector jefe de Área de la ONIF esa cuenta en 2007 había llegado a tener una "suma anual de abonos" de 16.859.867,77 euros. La ONIF daba la información a Pedreira, porque este juez llevaba el caso Gurtel, y lo que había descubierto era una cuenta opaca que consideraban "anómala" porque, como mínimo, al no tener titular conocido al menos habría imposibilitado tributar por los rendimientos de capital.

Portada de 'El Correo' Portada de 'El Correo'



La existencia de la cuenta fue ignorada hasta ahora
Es lo que cuenta en su portada el diario vasco 'El Correo' de hoy. Comienza su información el periódico diciendo: "Nadie se inmuntó, nadie pidió ulteriores investigaciones y el aviso de la Agencia Tributaria fue totalmente ignorado, hasta que ahora los investigadores han recuperado ese informe". Un informe en el que se señala la existencia de la cuenta 0075044644060017XXXX, del Banco Popular Español en la sucursal de la Calle Cedaceros número 9 en Madrid, frente al Congreso de los Diputados.

Esta oficina, según cuenta el diario vasco, "ya era conocida en el 'caso Gürtel' pues fue allí donde Bárcenas ingresó 330.000 euros en enero de 2003 en billetes de 500, levantando las sospechas de Hacienda". Sospechas que el entonces gestor del PP intentó explicar diciendo que se trataba "de la devolución de crédito que había pedido para comprar un cuadro, pero que al final la transacción se frustró".

Una "grave anomalía" que no constara el titular
La investigación que se llevó a cabo por Hacienda en ese momento revela, dice el periódico vasco, que la Agencia Tributaria admite desconocer a quién pertenece esa cuenta y que lo seguía desconociendo pasados dos años (cuando se hizo el informe fue en 2009), pero que había comprobado que "en el ejercicio 2007, don Luis Bárcenas ha sido titular de cuatro cuentas y autorizado de trece más, entre las que se incluye la anterior (la del Banco Popular)".

Los "diversos inspectores y técnicos de Hacienda" con los que habló ayer 'El Correo' han explicado que el hecho de que "no constara el titular de esa cuenta es una «grave anomalía». Una «importante irregularidad», máxime tratándose de una cuenta de especial seguimiento por la cuantía de capitales que movía". De acuerdo a lo que han comentado los técnicos al diario, "no es «en absoluto habitual» encontrar «cuentas numeradas» sin titular conocido en España para Hacienda. Solo ocasionalmente se hallan este tipo de cuentas anónimas, pero siempre en depósitos muy antiguos, con escaso capital, sin movimientos o que vienen de la fusión de diversas entidades y que fueron olvidadas por sus titulares. En ningún caso, cuentas recientes, como es 2007".

El PP reconoce la cuenta como suya
Según publica 'El Correo', "portavoces del PP admitieron que el número de cuenta corresponde, efectivamente, al partido y que se abrió para las elecciones municipales de mayo de 2007", teóricamente para hacer unos pagos electorales. El PP, preguntado por este periódico asegura que no hay "ninguna irregularidad", que fue abierta en abril y cerrada el 21 de septiembre de ese mismo año, y que se trataba de una cuenta que fue auditada por el Tribunal de Cuentas sin que, dice el periódico, "según el PP la inspección detectara ninguna irregularidad o anomalía, ya que "todo el dinero era legal y se cumplió religiosamente con todas las obligaciones tributarias".

Bárcenas llegó a manejar al menos 17 cuentas, cuatro como titular. Foto EFE Bárcenas llegó a manejar al menos 17 cuentas, cuatro como titular. Foto EFE



¿Por qué no se investigaron estas irregularidades? 'El Correo' dice que "todos los expertos de la ONIF consultados llama poderosamente la atención que ni la entidad bancaria ni el Banco de España, ni llegado el momento la propia Agencia Tributaria, obligaran a identificar ante Hacienda al titular de ese depósito que tuvo ingresos cercanos a los 17 millones de euros. El hecho de que el PP no apareciera como propietario de esa cuenta, como mínimo, supone que pudo librarse de tributar por los rendimientos de capital que generó esa cantidad de dinero".

Cuentas a nombre de Bárcenas y su esposa
Pero la información del diario vasco va más allá y desvela que no fue esta cuenta la única que se dejó de investigar en 2009: "en ese mismo informe, la ONIF ya avisaba de que Bárcenas y su mujer, Rosalía Iglesias Villar, manejaban dos cuentas bancarias con «sumas de abonos en cuenta» cercanos a los 14 millones de euros. En el caso de Bárcenas ingresó en una cuenta de Caja Madrid 3.054.948 en ese ejercicio y su esposa, en otra cuenta de esa misma entidad, 10.935.241". "Los inspectores -continúa explicando el diario-, que admitieron que no podían consultar los «extractos bancarios» del imputado, admitieron la posibilidad de que esas elevadas cifras pudieran ser por la continua reinversión de la misma cantidad en depósitos a plazo que vencían, pero nunca nadie ordenó investigar más allá".